Detectan un 30% más de casos de viruela del mono en la Argentina: qué es lo que cambió del brote

·3  min de lectura
Partícula amplificada del virus de la viruela del mono
Partícula amplificada del virus de la viruela del mono

Una nueva actualización oficial de los datos sobre el brote de viruela del mono en el país indica que los casos conocidos hasta el momento subieron un 30% en la primera semana de este mes, con respecto de finales de agosto. Este mediodía, las autoridades sanitarias nacionales informaron que hay 221 casos confirmados, mientras crece la proporción de contagios locales, es decir, en personas sin antecedente de viaje a áreas de riesgo.

Los nuevos números que detalla el Ministerio de Salud de la Nación en una nueva edición de su boletín epidemiológico son hasta el 7 de este mes. La cifra previa de 170 positivos correspondía al 31 de agosto. Como en ese momento, no se registraron decesos asociados con la infección.

También está creciendo la proporción de personas que están contrayendo el virus en el país. Los afectados, según se enunció, son hombres que declararon tener sexo con otros hombres y una mujer trans (hay 91 casos que optaron por no proporcionar esa información para la investigación epidemiológica). Actualmente, el 80% de los casos confirmados no tienen antecedente de haber viajado fuera del país antes del inicio de los síntomas, comparado con el 75% a finales de agosto.

Mendoza le pone un freno a las construcciones hacia la zona de montaña: las razones

Hay, además, 43 casos que todavía están en estudio en laboratorios de la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Tierra del Fuego: 30 los notificaron centros públicos y privados porteños, mientras que 10 los informaron centros bonaerenses.

Síntomas más comunes

Los síntomas más comunes siguen siendo la aparición de pústulas (en especial en la zona genital o perianal, las extremidades, el tórax y la cara), fiebre, dolor corporal, cefalea o dolor de espalda, cansancio generalizado, inflamación de ganglios o del revestimiento interno del recto (proctitis).

Aun cuando los casos detectados tienen entre 18 y 61 años, se mantiene el promedio de edad con más contagios: entre 30 y 34 años, seguido de los grupos de entre 35 y 39 y 25 y 29 años.

Los afectados declararon haber tenido contacto físico con casos sospechosos, confirmados o que tenían síntomas que hacían sospechar de la enfermedad, con viajeros y haber tenido relaciones con múltiples personas u ocasionales, lo que también es una conducta de riesgo de otras infecciones de transmisión sexual.

De acuerdo con la información de la cartera sanitaria, más de la mitad de los casos (63,5%) se diagnosticaron al momento durante agosto. La Ciudad confirmó 155 de los contagios notificados y la provincia de Buenos Aires, 52 casos desde que se conoció el primer caso importado en mayo pasado. Córdoba detectó seis positivos y el resto se distribuyen entre Santa Fe, Río Negro, Salta, Mendoza, Corrientes y Neuquén.

El Ministerio de Salud señaló en su informe que en las últimas dos semanas [por la última de agosto y la primera de este mes] “se observa un descenso en el número de casos confirmados”, aunque aclara que esa información “es parcial y puede modificarse conforme se reciben notificaciones en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud” desde las provincias.