Detección oportuna da nuevas esperanzas a pacientes con esclerosis múltiple

·3  min de lectura

Ciudad de México, 25 may (EFE).- El diagnóstico oportuno de la esclerosis múltiple aporta nuevas esperanzas a los pacientes que la padecen y por ello es indispensable la detección temprana de la enfermedad, dijo a Efe una experta.

“Es una enfermedad sin cura, pero hoy existen tratamientos que pueden detener la progresión y abrir nuevas perspectivas a quienes la padecen”, explicó Brenda Bertado, coordinadora de la Clínica de Esclerosis Múltiple en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, con motivo del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, que se conmemora el 30 de mayo.

La enfermedad "de las mil caras", como se le conoce debido a sus síntomas heterogéneos, es autoinmune y neurodegenerativa, se manifiesta sobre todo entre los 20 y 40 años y afecta más a ellas que a ellos: tres de cada cuatro pacientes son mujeres.

Esta enfermedad neurológica crónica se genera en el sistema nervioso central, afectando al cerebro y la médula espinal.

Debido a la diversidad de síntomas, el diagnóstico de esclerosis múltiple llega a tardar hasta 6 años, pues el paciente pasa por diversos especialistas “acude al médico general, con un ortopedista, con oftalmólogo hasta llegar con un neurólogo”, apuntó la experta.

Este padecimiento afecta a 2,5 millones de personas en el mundo y en México se estima que unas 20.000 personas están diagnosticadas, pero debido a que no es una enfermedad frecuente, su magnitud e impacto pueden ser mayores.

Al ser una enfermedad neurodegenerativa se considera la segunda causa de discapacidad entre los jóvenes, solo por detrás de los accidentes de tráfico,

“A pesar de que hay síntomas que son muy visibles, todavía falta educación en los pacientes para acudir al médico cuando sospechan algo”, apuntó Bertado.

Además, dijo, otro de los retos es la urgencia de sensibilizar a médicos generales e internistas sobre la necesidad de dirigir a los pacientes que presenten algún síntoma con un especialista en neurología.

EL TRATAMIENTO ES CLAVE

Bertado destacó que gracias a la innovación actual en tratamientos médicos es posible brindar mejores opciones y que cada vez sean más los pacientes que llevan una vida normal.

Estos tratamientos les ayudan a realizar actividades de manera independiente, a que se desarrollen plenamente y puedan tener una vida profesional y personal plena.

Del mismo modo, aseveró que es importante la adherencia al tratamiento y tener un diálogo permanente con el médico para un correcto seguimiento de la enfermedad.

Puntualizó que las terapias pueden ayudar a detener el curso del padecimiento y que los pacientes preserven su calidad de vida, sin embargo, para que esto suceda es importante la detección y el diagnóstico temprano, así como un tratamiento médico individualizado.

“Se requiere de un equipo multidisciplinario, ya que la enfermedad afecta muchos aspectos de la vida y cada caso es diferente”, indicó.

Finalmente, aclaró que los pacientes con esta enfermedad han tenido dudas respecto a la vacunación contra la covid-19. Sin embargo, dijo, “la vacuna es segura”.

“Ninguna de las vacunas para covid-19 aprobadas pueden causar algún daño o algún avance en cuanto a la enfermedad”, finalizó.

(c) Agencia EFE