Detalles del doble trasplante de pulmón que Toño Mauri se realizó

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 17 (EL UNIVERSAL).- La noticia de que Toño Mauri fue sometido a un doble trasplante de pulmón podría parecer muy buena luego de que el actor ha estado luchando contra el coronavirus por cinco meses sin lograr recuperarse, pero todo indica que este será un nuevo reto para el también cantante.

Mauri anunció en junio que él y su familia habían dado positivo a Covid-19 a pesar de haber sido muy cuidadosos desde que comenzó la pandemia. Luego de un tiempo fue internado en un hospital de Miami donde su familia aseguraba que mejoraba con el tiempo; en julio su hermana Graciela Mauri contó que había recibido plasma para ayudar a generar anticuerpos y para noviembre dijo que se había recuperado, pero decidió seguir en el hospital recibiendo terapia.

Según el programa de televisión estadounidense "El gordo y la flaca", el pasado 15 de diciembre Mauri recibió un doble trasplante de pulmón, por lo que actualmente se encuentra en terapia intensiva y aunque sus familiares no han dado declaraciones al respecto, EL UNIVERSAL habló con el doctor Ernesto Juárez León, médico especialista en neumología y trasplante pulmonar, quien nos contó los detalles de este procedimiento, el cual asegura es recomendable sólo en casos extremos, cuando los pulmones no se recuperan de ciertas lesiones, como la fibrosis.

"Realizar un trasplante de pulmón es una tarea que requiere de estudios muy extensos porque se tiene que ver cómo están funcionando los demás órganos... al final el trasplante en realidad es sacar al paciente de una enfermedad crónica, pero le va a regalar una nueva enfermedad, le va a permitir vivir, pero va a ser un paciente de por vida, que necesita mucho seguimiento porque hay que cuidar el órgano", detalló el doctor Ernesto Juárez.

Según cuenta el especialista el trasplante de pulmón es una operación que se ha vetado un poco porque se trata de uno de los órganos más difíciles de tratar y que tiene un proceso de inmunosupresión (adaptación al cuerpo) muy delicado.

"Los demás órganos son mucho más fáciles de inmunosuprimir a comparación del pulmón, que es un órgano muy difícil de controlar. Un ejemplo es la neumonía por Covid que da una gran respuesta inflamatoria y ha sido tan difícil de tratar".

No es tan fácil ser candidato para un trasplante de pulmón y realizar esta operación requiere de una responsabilidad ética importante. El doctor Juárez considera que la demanda en estos procedimientos no ha crecido ni crecerá pues es complicado tanto para el paciente como para el médico especialista llegar a esta resolución, son pocos los casos en el mundo en lo que se ha requerido un trasplante de este tipo, además de que el costo es alto.

"El éxito de un trasplante no es hacer la cirugía, sino cuidar que el órgano no decline su función, que no se infecte, que no se rechace, tomar medicamentos, son muchos mecanismos a la larga muy complejos, el que los programas maduros de trasplante no lo hayan hecho de manera inicial habla mucho de su ética y madurez".

La cirugía dura sólo dos horas pero la recuperación es larga, luego de realizarla el 70% de los pacientes deben vivir de cinco a diez años si su cuerpo lo recibe bien, pero hay quienes incluso viven más de 20 años después de una operación como esta, según informó el médico.