Detallan avances y limitaciones tras la COP26 de Glasgow y el papel de México

·4  min de lectura

Durante la cuarta y última jornada del conversatorio virtual COPerando por el Clima, organizado por la Embajada Británica en México y la Iniciativa Climática de México (ICM), el Embajador del Reino Unido en México, Jonathan Benjamin hizo un recuento y evaluación de las principales decisiones que tomaron los mandatarios y asistentes de los más de 100 países en Glasgow, durante la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26)

Señaló que por primera vez en la historia de la COP se acordó una reducción gradual de emisiones de carbono y que 103 países, incluido México, se comprometieron a disminuir las emisiones de metano en un 30 por ciento hacia el 2030. Añadió que la voz de los jóvenes se ha convertido en un poderoso catalizador que la humanidad debe asumir con urgencia y que los gobiernos tienen la obligación de escuchar su contundente llamado.

Reconoció también que, a pesar de los avances hubo algunas limitaciones en los acuerdos, por lo que ahora corresponderá a los países trabajar para convertir dichas decisiones en acciones concretas para mantener vivo el objetivo de no exceder el 1.5°C de calentamiento global. Al final recordó las palabras del Primer Ministro británico, Boris Johnson: “Si bien la COP26 no será el fin del cambio climático, puede y debe marcar el comienzo del fin”.

Durante sesión en la que también participó el presidente de ICM, Adrián Fernández, así como expertas y expertos de diversas organizaciones de la sociedad civil especializadas en cambio climático dialogaron sobre los acuerdos y resultados de la COP26. Asimismo, discutieron sobre los logros y las tareas pendientes que la cumbre de Escocia dejó para México y el mundo.

En su oportunidad, Adrián Fernández lamentó que la delegación mexicana en Glasgow fuera la más pequeña de América Latina y mencionó que un país como este debería tener el apoyo de la Cancillería para impulsar una amplia participación de los sectores privado, académico, social y de los jóvenes. Coincidió con el Embajador en que ahora, lo que corresponde es la implementación de acuerdos, y que las y los ciudadanos deberán exigir a sus gobiernos que trabajen para cerrar la brecha entre las buenas intenciones y las acciones.

Sandra Guzmán, fundadora del Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe (GFLAC), informó que en esta COP se estableció la necesidad de un nuevo plan de trabajo para el financiamiento basado en los requerimientos de los países emergentes, y puntualizó que una de las circunstancias que marcaron la COP26 fue la gran presión que ejercieron las naciones en el desarrollo para obtener financiamiento de los países desarrollados.

“Es imprescindible la planeación y presupuestación de los recursos para poder apalancar el financiamiento. En México debemos de encontrar un balance entre el financiamiento a la adaptación como a la mitigación,” señaló.

Asimismo, añadió que el tema del manejo financiero no es sólo de gobiernos, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía a observar, vigilar y ser partícipes del manejo del financiamiento climático, pues esto será crucial para el futuro del planeta.

En tanto, Antonio Mediavilla, coordinador de Proyectos de Calidad del Aire del Centro Mario Molina, fue crítico sobre los acuerdos de la COP26 y la omisión de algunos temas clave que están estrechamente relacionados con el combate al cambio climático, como lo es la calidad del aire y urgió sobre la necesidad de vincular las decisiones climáticas de alto nivel con la mejora de la calidad del aire, señalando que esto será un argumento decisivo para el avance de las negociaciones, pues históricamente se han buscado soluciones independientes que han dado lugar a un aumento de contaminantes nocivos para la salud y la atmósfera.

Andrés Ávila Akerberg, director ejecutivo de Política y Legislación Ambiental (POLEA A.C.), habló de la “brecha de Glasgow” y dijo que aunque más de 140 gobiernos han anunciado metas de cero emisiones GEI (las cuales cubren el 85 por ciento de las emisiones globales), sólo algunos países —que cubren el seis por ciento de ellas— cuentan con planes específicos para lograrlo. Añadió que a diferencia de otras cumbres y a pesar de que en Escocia se lograron bastantes acuerdos, ninguno de ellos es jurídicamente vinculante.

Finalmente, Mariana Gutiérrez, miembro del Secretariado de Climate Transparency, comentó sobre la importancia de la transparencia como un instrumento esencial para la implementación efectiva de las políticas climáticas y priorizó la necesidad de elevar la ambición de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC) tanto en México como en el mundo.

El conversatorio se llevó a cabo bajo la moderación de Gabriela Alarcón, Coordinadora de la Comunidad Climática Mexicana por parte de ICM, quien informó que la organización emitirá un documento con propuestas para contribuir hacia una nueva agenda climática para México. El documento se encontrará disponible en la página web de ICM a partir de la siguiente semana.

Nota del editor: Esta publicación se realiza con financiamiento y es responsabilidad de Iniciativa Climática de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Detallan avances y limitaciones tras la COP26 de Glasgow y el papel de México apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.