Destruyen patrimonio arqueológico en Chiapas para construir

·4  min de lectura

COMITÁN DE DOMÍNGUEZ, Chis., abril 9 (EL UNIVERSAL).- Personas destruyeron el montículo número 46 de la zona arqueológica de Izapa, en Chiapas, que empezó su desarrollo en el siglo XV antes de Cristo y que corresponde a la cultura mixe-zoque, con el propósito de construir un fraccionamiento, denunciaron miembros del comité de conservación y el ayuntamiento de Tuxtla Chico.

Con maquinaria pesada, el jueves por la mañana, varias personas arribaron a la zona arqueológica ubicada frente al volcán Tacaná, en el municipio de Tuxtla Chico, en la frontera con Guatemala, para destruir el montículo número 46, uno de los más grandes de la acrópolis, ubicado a 4 kilómetros del río Suchiate, éste que sirve de división entre México y Guatemala.

El fin era lotear un predio ubicado en la zona arqueológica para construir un fraccionamiento.

Al momento que había ingresado la retroescavadora al lugar, no se presentaron autoridades, para evitar que se consumara la destrucción.

Como consecuencia del ingreso de la maquinaria a la zona arqueológica, "el daño al patrimonio histórico y cultural es incuantificable", declaró Reidil Colombo Ramírez, presidente del comité de conservación de la Izapa.

El INAH ya toma cartas en el asunto

Un funcionario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que fue consultado por este diario, dio a conocer que se pidió la suspensión de la construcción del fraccionamiento. "Se pararon las obras", aseguró.

Agregó que además se interpuso demanda ante la Fiscalía General de la República (FGR), por los daños causados en el sitio arqueológico.

Y se va elaborar un informe con la presencia de peritos y arqueólogos, para conocer los daños en la zona arqueológica y solo así conocer la magnitud del daño.

El INAH Chiapas envió desde el mismo jueves a Marcos Santos, encargado de seguridad de zonas arqueológicas en la entidad, para encabezar las acciones que se tomarán para sancionar a las personas que preten fraccionar el predio federal.

Ayuntamiento niega haber dado permiso de construcción

La alcaldesa de Tuxtla Chico, Deysi González, negó que el ayuntamiento haya otorgado permisos para la lotificación del predio y prueba de ello, es que hasta este viernes nadie ha mostrado si tiene en su poder ese documento.

En un comunicado, el ayuntamiento estableció que "en apego a la ley y normatividad vigente las autoridades se presentaron a la zona arqueológica de Izapa, para evitar construcciones en estos terrenos propiedad protegida por tratarse del patrimonio de la nación".

Agregó que las direcciones de Protección Civil Municipal y Jurídica, en coordinación con autoridades federales, este viernes "llevaron cabo la clausura de trabajos de lotificación en áreas de la zona arqueológica de Izapa".

Dio a conocer que la Secretaría de Cultura del gobierno federal e INAH interpusieron demanda contra quién o quiénes resulten responsables de estos hechos.

De acuerdo con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, quien dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, "se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado".

El estado en el que se encuentra la zona arqueológica de Izapa

Según estudios arqueológicos, Izapa cuenta con 13 grandes plazas, entre montículos en forma de cruz, que se ubican frente al volcán Tacaná, de más de 4 mil metros de altura y uno de los más importantes de Guatemala.

Se sabe ahora que en Izapa vivían unas 10 mil personas y entre el trabajo de agricultura, destacaba el cultivo de cacao.

El investigador Herbert Castellanos dijo que "la plaza del grupo H es el ombligo de Izapa y es el lugar en donde se encontraban unos vertederos de aguas invernales, que los estudiosos del lugar conocemos como el Vertedero de Los Filines".

"Este vertedero ha quedo sepultado por el trabajo de maquinaria pesada, que también destruyó parte de las estructuras piramidales, esto con la anuencia y beneplácito de las autoridades municipales, que en principio hasta enviaron patrullas y elementos de la Policía Municipal para cuidar el trabajo destructivo de la maquinaria", expuso el investigador que ha realizado estudios independientes de arqueología en Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Yucatán y Guatemala.

"Hacemos una enérgica protesta por la destrucción de este tesoro de Chiapas, de Mesoamérica, del mundo, en donde encontramos el testimonio las antiguas culturas mixe, zoque, olmeca y maya, ya que es un lugar desarrollado por los humanos desde por lo menos hace 3 mil 500 años y es un lugar divinizado desde siglos, cuya principal riqueza fue y es el cacao", agregó.

La ciudad de Izapa es contemporánea a San Lorenzo, en Veracruz y La Venta, Tabasco, pero los estudiosos no han podido confirmar en qué tiempo ocurrió su caída.

Izapa deriva del náhuatl Atzacua, que podría significar "reservorio de agua". En Izapa llegan visitantes internacionales que arriban en los cruceros de todo el mundo a Puerto Chiapas, también conocido como Puerto Madero y parte de la ruta turística del café.