En una destilería escocesa, un perro vela por la buena fabricación del whisky

El sentido del olfato de un perro es 40 veces mayor que el de un ser humano, por eso se los entrena especialmente para "detectar el olor de cualquier anomalía mientras el whisky madura"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.