Despojada de partidismos políticos Junín despidió a Meoni con profundo dolor

Germán de los Santos
·5  min de lectura
cortejo funebre de mario meoni
Marcelo Manera

JUNÍN (Enviado especial).- Dos locomotoras de Trenes Argentinos Carga se detuvieron a unos 50 metros de la casa de sepelios Dos Reis, y cuando salió el cortejo fúnebre que llevaba los restos del ministro de Transporte Mario Meoni las bocinas empezaron a sonar fuerte a modo de homenaje. Fue uno de los momentos que más golpearon a la multitud que fue a despedir al dirigente de origen radical que fue durante 12 años intendente de esa ciudad de 90.000 habitantes.

La gente estaba conmovida por la forma en que murió. Viajaba el viernes a la noche hacia esta ciudad, cuando tuvo un accidente con su auto en la ruta 7 que le provocó la muerte. La noticia sorprendió y provocó desconcierto en Junín. Y exaltó esa empatía con la ciudad que tenía el exministro.

Los habitantes de Junín en el sepelio del ministro Mario Meoni
Marcelo Manera


Los habitantes de Junín en el sepelio del ministro Mario Meoni (Marcelo Manera/)

Unas horas antes de morir en la ruta, Meoni había participado en Santa Fe en la reunión de gabinete federal, que funciona en el interior bajo el programa “capitales alternas”. Debía regresar la semana que viene a Santa Fe para resolver un tema clave, como es la prórroga de la concesión de la hidrovía, un tema vital para el sector productivo.

El presidente Alberto Fernández y varios miembros del gabinete, entre ellos Santiago Cafiero y Matías Lammens, entre otros, viajaron a Junín para participar del entierro. El titular de la Cámara de Diputados Sergio Massa arribó el mismo viernes a esta ciudad, junto a su esposa Malena Galmarini. Era el dirigente que más relación tenía con la familia del ministro de Transporte, por los vínculos políticos. A Massa se le vio conmovido, por momentos quebrado por la pérdida de Meoni.

Los habitantes de Junín en el sepelio del ministro Mario Meoni
Marcelo Manera


Los habitantes de Junín en el sepelio del ministro Mario Meoni (Marcelo Manera/)

La ceremonia reunió sólo a familiares cercanos y allegados al funcionario de 56 años. En la casa de sepelios Dos Reis, la ceremonia comenzó a las 10.30. Duró sólo dos horas. En ese lapso más de 1.500 personas se acercaron a las inmediaciones de la cochería. Alberto Fernández arribó en helicóptero cerca de las 13.30 y se trasladó directamente hacia el cementerio Parque Rosedal.

Meoni sufrió un accidente que resultó mortal cuando se dirigía a Junín, donde seguía viviendo junto a su familia. El actual intendente de la ciudad Pablo Petrecca, que le ganó a Meoni en las últimas elecciones de octubre de 2019, confesó que el ministro de Transporte “estaba pensando irse a vivir a Capital con su familia, ya que él estaba radicado allá”. Viajaba casi todos los fines de semana a Junín.

El ministro de Transporte tiene un largo recorrido político en esta ciudad, donde empezó a trabajar en ese terreno en 1987 durante la gestión de Raúl Alfonsín para el Plan Alimentario Nacional (PAN). Cuatro años después asumió como concejal de la ciudad y luego amplió su caudal electoral y llegó a ser diputado provincial por la UCR.

alberto fernandez y Mario Meoni
captura


alberto fernandez y Mario Meoni (captura /)

Tras varias candidaturas previas, fue elegido como intendente de Junín en 2003 y reelecto en dos oportunidades, la primera de ellas en 2007, bajo el paraguas de la Concertación Plural, el armado político transversal que ideó Néstor Kirchner.

El acercamiento de Meoni al kirchnerismo fue de la mano de Julio Cobos, pero tras la fractura con el vicepresidente cuando expreso su voto “no positivo” en pleno conflicto con el campo, Meoni se cerca del peronismo. Se alineó con el Frente Renovador que lidera Sergio Massa, quien tras abandonar la Jefatura de Gabinete se enfrentó al gobierno de Cristina Kirchner con un armado basado principalmente en la provincia de Buenos Aires.

Sergio Massa asistió al sepelio del ministro Mario Meoni en la localidad de Junín
Marcelo Manera


Sergio Massa asistió al sepelio del ministro Mario Meoni en la localidad de Junín (Marcelo Manera/)

A pesar de todos estos vaivenes políticos, idas y vueltas de color partidario, en ningún tramo del sepelio y la caravana se escucharon alusiones políticas. “A Meoni no se lo identificaba con un color político. Era un hombre abierto, que dialogaba”, contó un dirigente que formó parte de la primera gestión municipal.

La mayoría de los ciudadanos que lo fueron a despedir en Junín exaltaban ese detalle como un atributo. “Nunca se olvidó de Junín; siempre pensaba en volver a la ciudad”, afirmó emocionado una vecina, María González, cuando la caravana encaraba hacia el estadio de Sarmiento de Junín, el club del que Meoni era hincha.

Una mujer vestida con la camiseta verde del club recordaba, entre una mezcla de sonrisas y lágrimas, que el exintendente iba siempre a la cancha. “Lo siguió siempre al equipo”, apuntó Alejandro Ranquel, un simpatizante, que advertía que estaba ahí no por una cuestión política sino por la relación que Meoni tenía con Sarmiento, que como si fuera una mala racha del destino el sábado perdió 1 a 0 contra Patronato de Paraná, en la capital entrerriana. La caravana pasó luego por la sede de la intendencia de Junín , que el funcionario fallecido ocupó durante 12 años.

La caravana se hizo más grande cuando tomó la ruta 65 para llegar al cementerio privado Parque Rosedal. Los caminos laterales del predio estaban custodiados por efectivos de la Policía Federal y bonaerense. La fuerte custodia quería evitar que alguien se escabullera entre la vegetación y se acercara al cementerio donde la ceremonia era íntima. Sólo participaban familiares muy cercanos y el ministro y los presidentes.

La multitud se agolpó en las puertas del cementerio. Lo hizo en silencio, con un respeto profundo. Había instantes en los que nadie se animaba a hablar para evitar que las voces se impusieran en medio de la gente que había ido hasta allí, en un predio en medio del campo, a despedir al exintendente. Anselmo Nari, un jubilado de 73 años, decidió ir hasta el cementerio porque –según remarcó- le “tenía mucho respeto a Meoni”. “Yo lo conocí cuando empezó lavando copas en una confitería y más allá de las cuestiones políticas, que uno puede estar de acuerdo a o no, era un hombre respetable”.