El desplome de las ventas minoristas en Reino Unido visibiliza el riesgo de recesión

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Un hombre lleva una bolsa de compras mientras camina por una calle comercial vacía en Blackpool, Reino Unido

Por Andy Bruce

LONDRES, 16 sep (Reuters) - Las ventas minoristas británicas cayeron mucho más de lo esperado en agosto, en otra señal de que la economía se está deslizando hacia la recesión a medida que la crisis del coste de la vida reduce el gasto disponible de los hogares.

Los volúmenes de ventas minoristas descendieron un 1,6% en términos mensuales en agosto, dijo la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés), la mayor caída desde diciembre de 2021 y peor que todos los pronósticos en una encuesta de Reuters entre economistas, que habían apuntado a una caída del 0,5%.

Es probable que los datos aumenten la preocupación por la fortaleza de la demanda en la economía británica. Los minoristas de moda británicos Primark y ASOS y el supermercado en línea Ocado Retail han recortado sus previsiones de beneficios este mes.

La libra esterlina siguió cayendo hacia los 1,14 dólares tras los datos.

"Con la llegada de un invierno difícil, será preocupante para los minoristas el hecho de que los compradores ya hayan frenado su gasto a pesar del caluroso verano", dijo Lynda Petherick, directora de comercio minorista de Accenture.

Todos los principales sectores del comercio minorista —tiendas de alimentación, tiendas no alimentarias, comercio minorista no especializado y combustible— cayeron durante el mes por primera vez desde julio de 2021, cuando se levantaron las restricciones del COVID-19 sobre la hostelería, dijo la ONS.

El periodo de luto tras la muerte de la reina Isabel II supone otro reto para los minoristas, con el cierre generalizado de negocios previsto para el lunes con motivo del funeral de la monarca.

"El ambiente sombrío que se respira en el Reino Unido esta semana y las noticias sobre la lentitud del crecimiento económico aumentarán la sensación de preocupación entre los minoristas a medida que el tiempo se vuelve más frío", dijo Petherick.

Aunque la inflación ubicó por debajo del 10% el mes pasado, los hogares siguen lidiando con las mayores subidas de precios desde principios de la década de 1980, causadas sobre todo por el aumento de los precios de la energía tras la invasión rusa de Ucrania.

La ONS dijo que la gente redujo sus compras de muebles el mes pasado.

"Los comentarios de los minoristas sugieren que los consumidores están recortando el gasto debido al aumento de los precios y la preocupación por la asequibilidad", dijo.

(Información adicional de James Davey; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)