Los desplazamientos forzados superan los 84 millones en la primera mitad del año

·2  min de lectura

Ginebra, 11 nov (EFE).- El número de personas desplazadas forzosamente durante la primera mitad de 2021 ascendió a 84 millones, un incremento atribuido esencialmente a los conflictos en África y al cambio climático, según un informe divulgado hoy por la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR).

"La comunidad internacional está fracasando en la prevención de la violencia, de la persecución y de las violaciones de los derechos humanos, que siguen expulsando a la gente de sus hogares", dijo el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, en un comunicado.

"Además, los efectos del cambio climático están exacerbando las vulnerabilidades existentes en muchas zonas que acogen a los desplazados forzosos", agregó.

El informe de ACNUR, correspondiente al primer semestre de este año, representa un incremento de 1,6 millones de personas desplazadas forzosamente frente a los 82,4 millones de finales de 2020.

Los expertos del organismo atribuyen este aumento a los desplazamientos internos, que ya rondan los 51 millones, como respuesta a los múltiples conflictos activos en todo el mundo, especialmente en África.

ACNUR señala que la mayoría de nuevos desplazamientos internos se produjeron en África: en la República Democrática del Congo (1,3 millones) y en Etiopía (1,2 millones), aunque también resalta el importante éxodo de personas a causa de la violencia en Birmania y Afganistán.

Del mismo modo, el número de refugiados y el de solicitantes de asilo continúa al alza en 2021.

Casi 21 millones de personas se han visto obligadas a huir de su país de origen, 172.000 personas más que a finales de 2020, la mayoría procedentes de la República Centroafricana (71.800), Sudán del Sur (61.700), Siria (38.800), Afganistán (25.200) y Nigeria (20.300).

A ellos se suman otros 92.100 venezolanos que emigraron en el mismo periodo a distintos países de América Latina y el Caribe.

La situación humanitaria de los millones de desplazados y refugiados que se encuentran acogidos en regiones en desarrollo se ve agravada por la mezcla letal de conflictos, covid-19, pobreza, inseguridad y emergencia climática.

A esta situación se le añade el hecho de que las soluciones siguen siendo escasas. “Menos de un millón de desplazados internos y 126.700 refugiados pudieron regresar a sus hogares en el primer semestre de 2021", subraya el informe.

"Son las comunidades y los países con menos recursos los que siguen soportando la mayor carga a la hora de proteger y atender a los desplazados forzosos, y deben recibir un mayor apoyo del resto de la comunidad internacional", concluyó Grandi.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.