Desplazadas triquis toman Segob para exigir retorno seguro a Oaxaca

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 30 (EL UNIVERSAL).- Familias triquis desplazadas de Tierra Blanca Copala, en la región Mixteca de Oaxaca, protestaron este viernes en la Ciudad de México para exigir el retorno seguro a su comunidad, para lo cual cerraron el paso en tres calles aledañas a la Secretaría de Gobernación (Segob).

La protesta se dio, argumentaron, porque llevan más de 15 meses en la capital del país pidiendo el apoyo del Gobierno Federal para regresar a su hogar, del cual huyeron por ataques de grupos armados en diciembre de 2020, sin que hasta ahora hayan tenido una respuesta favorable.

Mujeres y niños, principalmente, fueron quienes encabezaron este cierre vehicular de las calles aledañas a Segob, por lo que elementos de tránsito desahogaron el tráfico y cerraron las calles vecinas.

Como parte de la protesta, jóvenes triquis realizaron pintas en el Reloj Chino de Bucareli, donde plasmaron consignas como: "Queremos justicia", "queremos retorno seguro", "viva Tierra Blanca". Mientras que en la banqueta se puede leer "exigimos que apliquen el Estado de derecho en Tierra Blanca Copala".

Alrededor de la una de la tarde el contingente se dirigió a las oficinas de Segob, donde los jóvenes y las mujeres quitaron las vallas y retuvieron a dos trabajadores de la dependencia, como una forma para exigir la atención a sus demandas y una mesa de diálogo con Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos y Migración de Segob, quien está comisionado a atender el tema, pero sin tener una respuesta favorable.

Ante el anuncio de la dependencia de que Encinas no atendería a las desplazadas, las mujeres triquis cerraron otras dos entradas al edificio de Segob y en una de ellas las inconformes treparon por las rejas y entraron al inmueble de Bucareli.

Mientras las mujeres brincaban las rejas, un techo de vidrio no aguantó y una de las jóvenes que se encontraba encima cayó y se cortó el brazo. "Si Encinas nos atendiera, el pueblo triqui no tendría que llegar a esto", sentenció la joven herida que comenzó a desangrarse; pese a las peticiones de que se abriera la puerta para brindarle atención médica, la mujer fue auxiliada por jóvenes quienes la ayudaron a salir y la atendieron en la calle.

Posteriormente al accidente, las manifestantes regresaron a la primera entrada, donde seguían retenidos los dos trabajadores de la dependencia por las demás mujeres triquis.

Este viernes en la conferencia que ofrecieron en avenida Juárez, las manifestantes hicieron un llamado a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y al secretario de Gobierno, Martí Batres, donde reconocieron que si bien el tema del desplazamiento forzado de su comunidad "no es de su competencia", pero que eso no significa que "somos sus enemigos".

En días anteriores, en un comunicado, el gobierno de la Ciudad de México señaló que "tiene un protocolo que cumplir en el caso de bloqueos y manifestaciones. Por lo tanto, no se podrá instalar nuevamente el plantón en avenida Juárez ni en ninguna otra avenida de esta urbe". Además, pidieron a la comunidad triqui que se dirija al gobierno estatal de Oaxaca para solucionar sus demandas.

En Oaxaca, Francisco García López, secretario General de Gobierno, funcionarios estatales, representantes de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), junto con una delegación de Segob, sostienen una mesa de diálogo con habitantes de Tierra Blanca, Copala, sobre el tema del retorno de las 137 familias que la CNDH reconoce como víctimas de desplazamiento interno forzado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.