Despiertan al pleno... sólo para cantar "Las Mañanitas"

·3  min de lectura

Horacio Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 14 (EL UNIVERSAL).- El reloj marcaba las 23:55. Los diputados ya estaban cansados, pues llevaban 15 horas debatiendo el Presupuesto de Egresos de la Federación. La máxima tribuna del país estaba ocupada por el diputado de MC Higinio del Toro, quien presentaba una reserva para dotar de recursos el FortaSeg, que fue uno de los fondos más castigados, con cero pesos para 2021.

Higinio no sabía lo que ocurría y por qué unos 30 diputados de Morena se aglutinaban frente a él, lo miraban fijamente y hasta le gritaban cosas, y él se enfrentaba con ellos: "Qué bueno que ya se les movieron las fibras para debatir", pero no sabía el verdadero motivo de reunión de los morenistas, hasta que concluyó su exposición.

Hubo silencio en el salón de plenos de la Cámara de Diputados. Ya pasaban las 12 de la noche, es decir, ya era 13 de noviembre y también cumpleaños del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y ahora sí, los morenistas se apoderaron de los reflectores, sacaron gorras, muñecos, cartulinas y arrancaron: "Estas son Las Mañanitas que cantaba el rey David, hoy por ser día de tu santo te las cantamos aquí".

Muchos legisladores de la oposición no podían creer lo que veían y, para rematar, los legisladores de la 4T terminaron gritando: "¡Es un honor estar con Obrador! ¡Es un honor estar con Obrador!".

Inmediatamente, la diputada federal Sarahí Núñez Cerón, del PAN, solicitó una moción de orden, porque llevaban tres días debatiendo el Presupuesto y no podían acabar. El propio Higinio del Toro criticó la actuación de los morenistas, quienes cantan al Presidente y no votan a favor de la gente.

Este performance fue un oasis para despertar después de tres días de escuchar y escuchar diputados.

Se presentaron más de mil reservas para tratar de modificar el presupuesto y equilibrar la repartición de recursos a algunos programas y dependencias que se vieron desfavorecidos, pero Morena estuvo siempre ahí, firme para rechazar todas y cada una de las propuestas de la oposición.

En todas las sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados siempre hay un legislador de Morena que pide la palabra a la presidencia para "rectificación de hechos", después de que sus homólogos del PAN, PRI, MC, y PRD propinan al Presidente o su administración alguna crítica, y es el legislador de Morena Rubén Cayetano.

Cayetano hizo uso de la voz y reveló que en 2018, cuando llegó a San Lázaro, llegaron hasta su oficina decenas de arcones navideños y botellas de vino, entre otros regalos. Todos, dijo, eran de gobernadores y alcaldes: "¡Nos querían ‘maicear’… no pudieron!".

Al final, fue una de las aprobaciones de presupuesto más largas de la historia, con más de mil reservas, tres días de debate y 40 horas invertidas, pero una de las más fáciles, porque no hubo una sola protesta ni bloqueo en las puertas del Palacio Legislativo. El documento se fue al Ejecutivo y los diputados, a dormir.