Despiden a Lidia; familiares exigen justicia

CIUDAD VICTORIA, Tamps., noviembre 5 (EL UNIVERSAL).- Con globos blancos y la petición de justicia de su mamá, familiares y amigos despidieron en un cementerio de Tampico a Lidia Gabriela Gómez, la joven que perdió la vida en la Ciudad de México, al lanzarse de un taxi.

Lidia fue velada en Tampico, donde ayer viernes hubo una misa de cuerpo presente y después fue despedida en el panteón San Gerardo, ubicado en la zona norte de la ciudad.

La joven tenía 23 años y estudiaba la carrera de Licenciatura de Economía y Finanzas en la Universidad Autónoma de Tamaulipas. En el funeral las escenas de dolor fueron indescriptibles, con los familiares y amigos que lloraban.

Además de las notas de la canción A mi manera, que interpretó un mariachi, en el cementerio se escuchaba el llanto desgarrador de sus seres queridos. Así siguieron otros temas en el adiós a Lidia Gabriela, como El mariachi loco, que fue acompañado con porra y aplausos para la joven.

Lydia Barrientos, mamá de la muchacha, así como otras personas que la acompañaron en su dolor, pidieron justicia a las autoridades de la Ciudad de México: "Exijo justicia, es lo que pido", expresó la señora.

La fiscalía capitalina inició una carpeta de investigación y desplegó una célula al municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, donde las cámaras arrojaron el último registro del auto Nissan tipo Versa con cromática de taxi, del cual se abría arrojado la joven.