Despiden a jefe policial de Irapuato por mal uso de la fuerza pública

·2  min de lectura

IRAPUATO, Gto., mayo 10 (EL UNIVERSAL).- La alcaldesa Lorena Alfaro García cesó al director general de la Policía Municipal de Irapuato, Rubén Omar Jaramillo Mariscal, por el mal uso de la fuerza pública en contra de colectivos de feministas durante una manifestación, el pasado 1 de mayo.

Alfaro García determinó remover del cargo al titular de la Policía tras la condena de Amnistía Internacional por la represión policial y el llamado de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos al Gobierno de Irapuato a respetar el derecho a la manifestación, en línea con estándares internacionales.

"Estoy en contra de aquella (violencia) que se ejerce desde el mal uso de la fuerza pública; la restauración del orden público no puede ser argumento para violentar los derechos humanos de las mujeres", acotó la edil en un pronunciamiento.

Dijo que los actos de autoridad fuera del marco de la ley deben ser reconocidos y sometidos a un riguroso escrutinio que derive en sanciones ejemplares, pero sobre todo debe haber garantías de no repetición.

La tarde de los hechos, 29 mujeres, cinco de ellas adolescentes, fueron detenidas por la policía en el exterior de la Presidencia Municipal por realizar destrozos al edificio público cuando protestaban por la violencia feminicida, por las desaparecidas, el homicidio de Debanhi Escobar en Nuevo León y el reclamo de justicia.

Los Colectivos Brujas Feministas e Irapuato Feminista se quejaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y su homóloga estatal por el abuso policial y lo documentaron con videos en los que se ven oficiales que golpean, arrastran, jalonean, dan puñetazos y cachetadas a las jóvenes cuando ya las tenían sometidas.

A su vez, la Secretaría de Seguridad Ciudadana presentó denuncias en contra de las 29 detenidas en el Ministerio Público por los daños a la Presidencia Municipal y lesiones a seis mujeres policías y de tránsito que aseguró habrían sido heridas por las feministas, algunas de ellas que identificó como encapuchadas y del denominado "Bloque Negro".

En su mensaje, la alcaldesa señaló que está en colaboración con la Fiscalía del Estado, la Procuraduría de los Derechos Humanos y la Unidad de Asuntos Internos municipal para el esclarecimiento de los hechos y determinación de responsabilidades.

"Una de las heridas más profundas y difíciles de reparar es la confrontación ocurrida justamente entre mujeres, en este caso algunas manifestantes y algunas policías, porque en ambas partes queda latente el dolor de la agresión física y verbal, el sometimiento y la vulnerabilidad", aseveró la alcaldesa panista.

Alfaro García señaló que su compromiso es combatir la violencia de género desde todas sus competencias y destacó su convicción de privilegiar los derechos de las mujeres, defenderlos y promoverlos. También mencionó su obligación de proteger el orden público.

Informó que se está realizando una exhaustiva revisión al reglamento que ha propuesto la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato para garantizar la libre expresión y que será presentado en la siguiente sesión de Ayuntamiento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.