Despiden a 30% del personal médico de hospital de Oaxaca

·4  min de lectura

OAXACA, Oax., septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- La Asociación Médica del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, el único de carácter público que atiende a pacientes con cáncer en el estado, denunció a los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) por el despido injustificado de al menos 75 trabajadores eventuales, que representan 30% del personal médico del nosocomio, y pidió la intervención del gobierno federal.

Sin notificación previa, 18 médicos, 37 enfermeras y 20 miembros del personal de cocina, trabajo social y camilleros fueron despedidos este miércoles, por terminación del contrato y bajo el argumento de que no hay techo presupuestal para sus salarios, explicó a EL UNIVERSAL la infectóloga pediatra Abigail Pineda López, vocera de la Asociación de Médicos.

"Es parte de lo que estamos viviendo en el país, desvío de recursos y corrupción. La situación se está poniendo más crítica. Se estiró el personal: si antes había tres personas, ahora sólo habrá una sola persona para cubrir un solo piso o área", comenta.

El Hospital de la Niñez Oaxaqueña se reconvirtió de nuevo en hospital Covid-19 la semana pasada; actualmente atiende a 50 pacientes hospitalizados, tres de ellos con el virus SARS-CoV-2. Para atenderlos, este miércoles sólo quedaron tres pediatras.

El panorama se agrava si se toma en cuenta que este nosocomio atiende a 75% de la población pediátrica que no cuenta con seguro social en Oaxaca, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), señala Pineda López.

La infectóloga pediatra, quien llevaba cuatro años trabajando en el hospital, uno como subrogada y tres de ellos con un contrato de trabajadora eventual, explica que desde que llegó firmaba contratos cada seis meses, después cada dos y últimamente los recontrataban cada mes.

"Hablamos de personal eventual que tiene hasta ocho o nueve años de antigüedad y que no tiene ningún tipo de derechos laborales, no tenemos servicio médico ni prestaciones, sólo tenemos un periodo vacacional, que nos dan primero siete días y luego un día por cada año que laboramos".

El 16 de agosto pasado firmaron un contrato por un mes, pero no sabían que sería el último. Este martes, por medios no oficiales, se enteraron que ya estaban listas sus cartas de despido. Hoy les pagaron la quincena devengada y se les notificó de manera oficial.

"Debido a la naturaleza de su contratación y toda vez que tiene relación con la solvencia presupuestal en el Ejercicio Fiscal 2021… le comunico que el día 15 de septiembre de 2021 concluye el contrato de trabajo que lo une a los Servicios de Salud de Oaxaca, sin responsabilidad alguna para el mismo", se lee en la carta personal que recibió Abigail Pineda, firmada por el director de administración de los SSO, Ricardo Javier Páez López.

El problema no es reciente El hospital infantil, ubicado en San Bartolo Coyotepec, región Valles Centrales, es un organismo público descentralizado, por lo que parte de su presupuesto proviene del gobierno del estado, que aportaba 40 millones de pesos al año, y otra parte de acreditaciones federales.

De acuerdo con la vocera de la Asociación de Médicos, 60% del presupuesto del hospital provenía de las arcas federales; hace dos años dejó de llegar. No obstante, para cumplir con el funcionamiento básico del lugar, explica, se requerirían al menos 150 millones de pesos.

"Lo más crítico y angustiante es ver como todos los días tenemos carencias de todo, por semanas no hay guantes, se acaban los KN95, todo el tiempo estamos posponiendo cirugías porque no hay material para llevarlas a cabo", detalla la pediatra.

Ante la crisis financiera que atraviesa el sector Salud del estado, el hospital inició pláticas de acercamiento con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) con la idea de ser absorbidos por el mismo. "Hubo acercamiento del personal, verificación de plantilla, verificación física de las instalaciones, ellos decían que sí era muy probable, el problema es la deuda que arrastra el hospital".

En el turno de la tarde, 90% de los pediatras que se dedican a la atención también fueron despedidos. Las áreas de Urgencias pediátricas, Covid-19, Hematoncogología, la Unidad de cuidados intensivos nenonatales y Medicina interna pediátrica se quedaron sin personal.

Por el momento, la Asociación de Médicos del Hospital de la Niñez Oaxaqueña declararon en un comunicado su "incapacidad para atender pacientes de primera vez, incluso para dar continuidad de manejo a los pacientes ya tratados en esta institución, poniendo en riesgo, en muchas ocasiones, la vida de nuestros pacientes".

Aunque la situación es muy compleja, Abigail Pineda señala que llevarán a cabo movilizaciones para dar a conocer esta situación a la opinión pública y pedir su apoyo para obtener una respuesta del gobierno del estado; sin embargo, no planean bloquear vialidades "ni queremos seguir afectando de lo que de por sí está afectado el hospital".

Por ello, buscarán una reunión con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, porque consideran que "el gobierno del estado ha sido indolente durante muchos años, por ahí no tenemos ninguna respuesta", lamentaron.

"Llegamos a un punto de mayor crisis en el hospital, lo único que nosotros queremos es pelear por nuestros derechos laborales y, sobre todo, por los derechos de los niños", concluyó la vocera.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.