"Despiadada" Rusia podría enfrentar nuevas sanciones, dice jefe diplomacia de la UE

Robin Emmott
·2  min de lectura
FILE PHOTO: Russian opposition leader Navalny attends a court hearing in Moscow

Por Robin Emmott

BRUSELAS, 9 feb (Reuters) - El jefe de la diplomacia de la Unión Europea advirtió el martes a Rusia que podría encarar nuevas sanciones por el encarcelamiento del detractor del Kremlin Alexei Navalny, y describió al Gobierno del presidente Vladimir Putin como "despiadado", autoritario y temeroso de la democracia.

Josep Borrell dijo que su visita del viernes pasado a Moscú había cimentado su posición de que Rusia desea apartarse de Europa y dividir a Occidente, en un discurso que representó la crítica más severa contra Rusia desde la anexión de Crimea en 2014.

"El Gobierno ruso va por una ruta preocupantemente autoritaria", dijo Borrell, que pidió la liberación de Navalny en Moscú luego de intentar en vano visitarlo en prisión.

"Casi no parece haber espacio para el desarrollo de alternativas democráticas (...) ellos son despiadados a eludir cualquier intento", dijo ante el Parlamento Europeo, y añadió que creía que el Kremlin ve la democracia como una "amenaza a su existencia".

Los comentarios de Borrell sugieren una postura más firme de la UE en torno a Rusia, un importante proveedor de energía para Europa, luego de años de buscar mejorar las relaciones a pesar de las acciones impuestas por países occidentales en 2014.

"Rusia busca dividirnos", dijo Borrell.

Navalny fue arrestado en enero luego de regresar a Rusia por primera vez desde que fue envenenado en agosto pasado en Siberia con lo que muchos expertos en naciones occidentales calificaron como un agente nervioso.

Navalny culpó a Putin por el ataque pero el Kremlin ha rechazado las acusaciones y cuestionó que el político de oposición haya sido envenenado. Su arresto y encarcelamiento ha causado fuertes protestas en Rusia.

Durante las conversaciones de Borrell con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, que el diplomático europeo calificó como "acaloradas", Moscú expulsó a tres diplomáticos de la UE que representaban a Alemania, Polonia y Suecia, lo que provocó una serie de medidas en represalia por parte de Berlín, Varsovia y Estocolmo.

(Reporte de Robin Emmott. Editado en español por Marion Giraldo)