Despertó de un coma de siete años y se encontró con una sorpresa

La joven madre tenía sólo 17 años cuando contrajo un envenenamiento de la sangre y cayó en coma después del nacimiento traumático de su hija, Marija, en 2009. Su corazón dejó de latir durante 30 minutos y sufrió daños cerebrales. Ha pasado los últimos siete años en estado vegetativo pero con los ojos abiertos.