Se despertó y se encontró con un gato salvaje en su cama: “Estaba aterrorizada”

·2  min de lectura
El serval es un felino salvaje cuya tenencia está prohibida en Georgia y ahora anda suelto por las calles Brookhaven, Atlanta.
El serval es un felino salvaje cuya tenencia está prohibida en Georgia y ahora anda suelto por las calles Brookhaven, Atlanta.

Kristine Frank dormía plácidamente en su casa de Brookhaven, Atlanta, hasta que se despertó y se encontró adentro de su cama a un serval, un gato salvaje de la sabana africana. Al verlo, la mujer solo pudo atinar a asustarlo para que se bajara y luego reparó en el peligroso momento que vivió.

“Dije: ‘Ese no es un gato doméstico normal. No sé qué es, pero estoy aterrorizada en este momento’”, contó Frank a la cadena estadounidense CNN. Y precisó que salió de forma lenta de la habitación, para que su esposo abriera una puerta que daba al exterior y así el felino saliera de su casa.

La historia detrás de las impactantes esculturas incaicas que aparecieron en los Andes

La mujer concluyó en que el animal salvaje ingresó a su hogar cuando su marido salió a pasear a su perro y dejó la puerta entreabierta. Una vez que sacaron al serval, llamaron al servicio de control de animales, desde donde le recomendaron que se contactara con el Departamento de Recursos Naturales que ahora investiga el caso.

“Después pensé: ‘¿Era un lince? ¿Era un leopardo? ¿Era un bebé? ¿Era una mamá?’. Todavía me aterroriza un poco porque ese gato es ilegal y hay una razón por la que es ilegal. Así que realmente no sé lo que es capaz de hacer”, continuó la mujer al advertir la situación de peligro que atravesó.

De hecho, la posesión de un gato salvaje en Georgia -el estado al que pertenece Brookhaven- es ilegal, aunque no existen leyes federales en su contra, según la organización Animal Legal Defense Fund (ALDF).

Tragedia: una mujer murió atropellada por sacarse una selfie en las vías de tren

En ese sentido, Alicia Prygoski, quien se desempeña como gerenta de ALDF, dijo que “este caso demuestra la importancia de prohibir la propiedad de un gato salvaje, porque pone en riesgo a otros miembros de la comunidad”.

Lo cierto es que el serval ahora circula por las calles de Brookhaven. Por lo tanto, Prygoski alerta que cualquier persona que lo vea mantenerse alejado del felino y comunicarse con el servicio de control de animales o el Departamento de Recursos Naturales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.