Despedirán en su cumpleaños a Cecilia Yolotsi, desaparecida en 2013

·5  min de lectura

MONTERREY, NL., noviembre 5 (EL UNIVERSAL).- Este viernes, justo el día que Cecilia Yolotsi Macías Martínez cumpliría 28 años de edad, serán sepultados sus restos, plenamente identificados hace tres días mediante pruebas de ADN. Su desaparición se reportó el 3 de septiembre de 2013. El lunes pasado, sus restos fueron rescatados del fondo de una noria en un predio despoblado del ejido Las Abejas, en Salinas Victoria, Nuevo León, donde el crimen organizado tenía uno de tantos cementerios clandestinos y "cocinas", para deshacerse de sus víctimas.

Yolanda Navarro, una de las coordinadoras de la agrupación Eslabones Nuevo León por los Derechos Humanos, comentó que además de Cecilia Yolotsi, en ese predio —al que han ido varias veces desde 2015— se han encontrado y entregado a sus familiares fragmentos de restos óseos de cinco personas. Los restos se identificaron con estudios de ADN; correspondían a cuatro policías de Apodaca incinerados en ese sitio, parte de un grupo de 11 elementos desaparecidos en 2011 en el municipio de Juárez.

También se encontraron e identificaron los restos de Pepe, un jovencito de 20 años originario de Guadalupe. "Siempre hemos insistido en que se siga buscando ahí y, cuando van, hacemos presencia. En 2015 les pedimos que buscaran en una noria que hay ahí, además hay unas bodegas, pero siempre había reservas porque ya el terreno está asegurado dentro de una averiguación por el caso de los policías, cuyos restos fueron identificados en mayo de 2016", indicó Navarro.

El grupo Eslabones, explicó, lo integran familiares de 56 desaparecidos, pero buscan a más de 60 personas. Una de ellas es Luis Alberto, el hijo de Yolanda, quien fue "levantado" por un grupo criminal atrás de la cortina de la presa de La Boca, acompañado por tres amigos. A más de 10 años de su desaparición ni siquiera hay una línea de investigación, pero ella lo sigue buscando en Las Abejas y otros sitios del estado donde la delincuencia organizada tenía "cocinas" o cementerios clandestinos, como el rancho La Mano de Juárez y Las Maravillas, en García.

Los familiares de los desaparecidos confían hallar con vida a sus seres queridos y no pierden la esperanza; aunque les confirmen que algún resto óseo es de su familiar, a su mente viene que podría tratarse de alguna parte no vital de su cuerpo que les fue mutilada. Siguen con la incertidumbre de si están con vida en alguna parte.

Cecy Martínez, la madre de Cecy Yolotsi, tiene la certeza de que su hija murió porque encontraron su osamenta completa. Podrá descansar de su búsqueda, pero vive el dolor de haberla perdido. Hasta este viernes, Cecy Martínez aún no recibía los restos de su hija. Como la joven cumpliría 28 años este viernes, la madre decidió que este mismo día le dará cristiana sepultura. A raíz de su largo peregrinar buscando a su hija, Cecy tiene problemas de salud.

Por la pandemia, las capillas sólo permiten velorios de cuatro horas, pero ella desea que las autoridades le permitan velar a su hija en casa, pues su familia es numerosa y espera que le autoricen extender la ceremonia al menos dos horas más, antes de sepultarla. A diferencia de otras agrupaciones de búsqueda, Eslabones Nuevo León por los Derechos Humanos sólo se integra por familiares de desaparecidos y no están cobijados por activistas u otras asociaciones civiles.

Sus integrantes han tenido que aprender sobre leyes y participar en las jornadas de búsqueda como observadoras del trabajo de las autoridades; piensan que andar en marchas ya quedó atrás, ahora tienen que prepararse para exigir y cuestionar, pero también colaborar para que se localice a sus seres queridos y se haga justicia, sin buscar protagonismo, colgarse medallas o actuar por golpeteo mediático.

Sobre el hallazgo de los restos de Cecy Yolotsi, Yolanda Navarro comentó que pudieron hallarla desde 2015, pero no les hicieron caso cuando les pidieron que buscaran en la noria donde estaban sus restos. "En febrero presentamos un escrito a la Fiscalía para que se haga la inspección continua, no que vayan un día a la semana y dejen de ir tres meses porque no salen del mismo cuadrante y es un predio muy extenso; quizá tengan que trabajar por años", expresó. "Como observadoras queremos estar presentes, siempre respetando los protocolos. El pasado 7 de septiembre les pedimos en un escrito que nos avisaran de la próxima inspección para estar presentes, habló una agente del Ministerio Público y me dijo que justamente ese día empezarían con la inspección en Las Abejas, acudimos sólo cuatro personas por la inseguridad y estaban en el mismo punto al que siempre van.

"Les dijimos que por qué no buscaban en la noria que está como a 50 metros, pero ese día ya nos retiramos y al día siguiente, el 8 de septiembre, no fuimos nosotros, porque llovía mucho, pero sí fueron las autoridades", recordó. "Nos llamaron de la Comisión Local de Búsqueda y nos informaron que hubo un hallazgo. Primeramente, nos dijeron que se observaba un cráneo y luego ya nos avisaron que estaba la osamenta completa. El lunes de esta semana nos hablaron para avisar que los resultados de ADN dieron positivo a la identificación de Cecilia Yolotsi Macías Martínez, pues ellos ya tenían las pruebas genética", expresó Yolanda. Mencionó que se complicó un poco la identificación porque sólo se tenía el ADN de la mamá, pero intervino la Fiscalía General de la República para buscar al papá, a fin de que aceptara la toma de muestra.