Los desmovilizados de las FARC, en "riesgo elevado" en casi toda Colombia

·2  min de lectura

Bogotá, 9 sep (EFE).- La Defensoría del Pueblo de Colombia alertó este jueves que los desmovilizados de la guerrilla de las FARC ubicados en 23 de los 31 departamentos que conforman el país afrontan "riesgos elevados", por lo que llamó a que se adopten acciones individuales y colectivas para protegerles la vida.

En un informe presentado en Granada, en el departamento de Antioquia, en el Día Nacional de los Derechos Humanos, la Defensoría recordó que desde 2017 ha emitido 81 alertas tempranas referentes al riesgo que se presenta contra personas desmovilizadas tras el acuerdo de paz.

A partir de estas 81 alertas tempranas se "identifica que las personas en proceso de reincorporación afrontan riesgos elevados en 131 municipios de 23 departamentos del país", según aseguró el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

La "exposición al riesgo para esta población es elevada en zonas de limitada presencia de la oferta social estatal, como las zonas rurales dispersas o de frontera", según el informe de este organismo estatal.

EXACERBACIÓN DE LA VIOLENCIA

Para la Defensoría, la situación que se vive en los departamentos de Antioquia, Cauca, Nariño, Norte de Santander, Valle del Cauca y en la región de la Orinoquía merece especial atención.

En estas regiones amplias "se registran afectaciones graves a la vida e integridad de personas en reincorporación", según Camargo, mientras que en ciudades como Bogotá o Medellín las personas desmovilizadas sufren "factores de vulnerabilidad asociados, por ejemplo, a la estigmatización social en su contra".

Además, la entidad advierte que las disidencias de las FARC, el Clan del Golfo y otros grupos armados ilegales tratan de vincular excombatientes a sus estructuras a través de "acciones de disuasión, cooptación o sometimiento violento, dado el alto valor táctico que representa para esta estructura en el desarrollo de su estrategia de expansión territorial".

Igualmente, se presentan acciones violentas contra personas en reincorporación señaladas de simpatizar o colaborar con distintos grupos armados ilegales lo que "conlleva a fenómenos de desplazamiento forzado".

PACTO POR LA NO ESTIGMATIZACIÓN

En este sentido, la Defensoría presentó el "Pacto por la No estigmatización", con el que se busca que tanto las personas en proceso de reincorporación y líderes sociales, dedicadas a defender los derechos de sus comunidades, se les reconozca el valor de su trabajo.

"Las personas en proceso de reincorporación son una población en especial condición de vulnerabilidad. Por eso, es urgente la implementación de acciones de protección individuales y colectivas para esta población en riesgo", dijo Camargo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.