Desmond Tutu, 'un hombre de convicciones cuya prioridad era la justicia'

·1  min de lectura

'Un diluvio de flores y elogios'. Así describe la corresponsal de RFI en Sudáfrica Gemma Parellada los homenajes que comenzaron este lunes para el premio Nobel de Paz Desmond Tutu, arzobispo anglicano fallecido el sábado a los 90 años de edad.

Con información de Gemma Parellada, corresponsal de RFI en Sudáfrica

Sudáfrica inició este lunes una semana de duelo por la muerte del arzobispo Desmond Tutu, quien constituye “no solamente una pieza clave en la lucha contra el apartheid, sino que representa también la intransigencia ante la injusticia”, precisa también nuestra corresponsal en Johanesburgo.

“Desmond Tutu no tenía miedo ni seguía las convenciones, cuando éstas eran absurdas. Por eso se opuso al régimen racista del apartheid, pidió al mundo el boicot económico que tanto influyó en la caída del régimen y aceptó el largo trabajo que le pidió Nelson Mandela de liderar la Comisión Verdad y Reconciliación", explica también Gemma Parellada.

El premio Nobel de la paz 1990 había desaparecido de la vida pública estos últimos meses. Pero todos recuerdan su silueta, su tenacidad y su franqueza legendarias para denunciar las injusticias.

"En su batalla no tenía etiquetas, de blanco, de negro, ni mujer ni heterosexual. Ante los abusos, el arzobispo reaccionaba", explica también Parellada.

"A Desmond Tutu le preocupaba la gente. No le molestaba convertirse en un personaje incómodo. Por eso, ante la corrupción y las malas prácticas de la nueva élite del Congreso Nacional Africano, el partido de Mandela, tampoco supo callar. Al contrario, denunció y criticó al CNA. Pidió, una vez más, que las cosas cambiaran".

Con AFP


Leer más

Leer tambien:
Los sudafricanos lloran y recuerdan al 'héroe' Desmond Tutu

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.