Desmantelan enorme laboratorio de drogas en Ciudad de México

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Soldados y policías desmantelaron un laboratorio de metanfetaminas y fentanilo de capacidad industrial en la Ciudad de México, cuyo tamaño era tan grande que sorprendió a los investigadores, informó la fiscalía el domingo.

El laboratorio tenía tanques para preparación química de unos dos pisos de altura con capacidad de procesar unos 5.000 kilogramos (11.000 libras) de materia prima de una sola vez, indicó Felipe de Jesús Gallo, de la Fiscalía General de la República.

“En esta Fiscalía de la República no tenemos antecedentes de un aseguramiento de un tipo de maquinaria de esta dimensión utilizada para la elaboración de drogas sintéticas”, declaró Gallo.

El mega laboratorio fue descubierto la semana pasada detrás de la fachada de una tienda que promocionaba productos de limpieza industrial en las afueras de la capital mexicana.

Detrás de la fachada se encontraba un almacén, con bidones apilados y tanques de 1.000 litros (265 galones) que almacenaban precursores químicos, los cuales podían utilizarse para la elaboración de metanfetaminas y el opioide sintético fentanilo, según dijo Gallo.

Bajo el nombre clave de “Azul”, la serie de operativos coordinados también incluyó otras propiedades en el estado norteño de Durango, la Ciudad de México y el vecino Estado de México.

En una propiedad de la capital mexicana, las autoridades arrestaron a un ingeniero que supuestamente construyó y administraba laboratorios para un grupo del crimen organizado. También se encontró un contenedor con lo que aparentemente es un precursor de fentanilo, al igual que instrucciones escritas para su procesamiento.

Las autoridades también encontraron 290 kilogramos de metanfetaminas de alta pureza en un laboratorio en el estado norteño de Sonora. Gallo dijo que algunas de las drogas eran para el mercado de Estados Unidos.

Se actuó en los operativos con base en evidencia de que toda la operación estaba en manos de personas ligadas a un grupo de Sinaloa, sede del cártel del mismo nombre.

Elementos de la Marina de México señalaron que han recabado información que indica que los precursores de fentanilo eran importados desde China a través de una compañía en Hong Kong. Infantes de Marina rastrearon un cargamento de contenedores que llegó a Ensenada, Baja California, luego de pasar por un puerto de Japón. Las autoridades señalaron que dentro de los contenedores habían descubierto una cantidad no revelada de tres precursores químicos que podían convertirse en fentanilo mediante un proceso simple.