Nuevos deslizamientos de tierra interrumpen búsqueda de sobrevivientes en Guatemala

Por Sofia Menchu
·2  min de lectura
Children observe a helicopter landing at a school, being used as a temporary shelter for people from neighboring villages affected from the mudslides caused by heavy rains brought by Storm Eta, in the village of Santa Elena

Nuevos deslizamientos de tierra interrumpen búsqueda de sobrevivientes en Guatemala

Children observe a helicopter landing at a school, being used as a temporary shelter for people from neighboring villages affected from the mudslides caused by heavy rains brought by Storm Eta, in the village of Santa Elena

Por Sofia Menchu

SAN CRISTÓBAL VERAPAZ, Guatemala, 8 nov (Reuters) - Nuevos deslizamientos de lodo y piedras detuvieron los esfuerzos de los equipos de rescate guatemaltecos que buscaban llegar hasta un caserío sepultado por un alud provocado por la devastadora tormenta Eta, que ha dejado decenas de muertos en Centroamérica.

Los torrenciales aguaceros derribaron árboles, desbordaron ríos y desgarraron partes de la ladera de una montaña sobre la remota aldea Quejá, en la región central Alta Verapaz, enterrando a docenas de personas en sus viviendas.

Las lluvias provocaron más aludes en la zona y funcionarios de los servicios de emergencia informaron que las labores de búsqueda habían sido suspendidas. "El área se encuentra muy inestable", dijo el domingo la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), en un comunicado.

Por la mañana, el presidente Alejandro Giammattei se trasladó a la región para evaluar las condiciones en el sitio del desastre. "Vamos a establecer un puente aéreo y vamos a utilizar siete helicópteros para llevarles abastecimiento a esa gente", afirmó en una breve alocución.

Alberto Leal, oficial de la brigada de bomberos del municipio San Cristóbal Verapaz, dijo que algunas de las casas de Quejá continuaban soterradas bajo 15 metros de lodo, con una lluvia incesante que hacía que la tierra esté demasiado fangosa para trabajar con seguridad.

Según datos oficiales, la aldea cuenta con una población cercana a 1.300 habitantes. No todas sus casas fueron destruidas y la mayoría de los sobrevivientes habían sido evacuados, de acuerdo con las autoridades, pero el panorama para muchos de ellos era desolador.

"Lastimosamente no podemos retornar. Estoy preocupada, pero no puedo hacer nada", dijo con ayuda de un intérprete la indígena maya Matilde Ical Chen, de 49 años, quien se encuentra con su esposo y cuatro de sus hijos en un albergue improvisado dentro de una escuela en la vecina comunidad Chicuz.

Conred informó que 108 personas continuaban desaparecidas en todo el país y otras 27 habían perdido la vida hasta ahora debido a la tormenta, que continuaba castigando con lluvias a parte del territorio.

Poco después del mediodía, una avioneta que llevaba ayuda humanitaria a la montañosa ciudad Cobán se precipitó sobre calles de Ciudad de Guatemala luego de despegar del aeropuerto capitalino.

El frente meteorológico, que ahora se enfila rumbo a Florida, también ha dejado 35 muertos y cuatro desaparecidos en Honduras, informaron el domingo autoridades locales, mientras que Panamá reportó un acumulado de 17 decesos y 62 desaparecidos.

(Con reporte adicional de Enrique García en Ciudad de Guatemala, Gustavo Palencia en Tegucigalpa y Elida Moreno en Ciudad de Panamá. Editado por Noé Torres)