Deslizándose por la frontera con México, migrantes se adelantan a fallo de Corte de EEUU

Imagen de archivo. Un niño migrante de Venezuela juega con un muñeco del Capitán América en la frontera entre México y Estados Unidos.

Por Daina Beth Solomon y Jose Luis Gonzalez

CIUDAD JUÁREZ, 28 dic (Reuters) - Incluso antes de que la Corte Suprema de Estados Unidos optara el martes por mantener una medida destinada a disuadir los cruces fronterizos indocumentados, cientos de migrantes en el norte de México estaban buscando la manera para colarse en ese país.

La controvertida medida de la era de la pandemia conocida como Título 42 debía expirar el 21 de diciembre, pero las suspensiones legales de último minuto llevaron la política fronteriza al limbo e hicieron que un número creciente de migrantes decidieran cruzar por la fuerza.

Después de pasar días en frías ciudades fronterizas, grupos de migrantes de Venezuela y otros países que incluye el Título 42 optaron por huir en lugar de soportar la incertidumbre del "estira y afloja" legal que se desarrolla en los tribunales estadounidenses.

"Corrimos y nos escondimos hasta lograr llegar", dijo Jhonatan, un migrante venezolano que cruzó la frontera de Ciudad Juárez hacia El Paso con su esposa y cinco hijos, el lunes en la noche.

Dando solo su primer nombre y hablando por teléfono con Reuters, comentó que ya había pasado varios meses en México y que no quería ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Pero la idea de fracasar después de un viaje que llevó a su familia a través de la peligrosa selva del Darién en Panamá, Centroamérica y México era más de lo que podía soportar.

"Sería el colmo llegar y que nos vamos a devolver a Venezuela", dijo a Reuters.

El martes, la Corte Suprema de Estados Unidos aprobó la solicitud de un grupo de fiscales generales estatales republicanos para suspender la decisión de un juez para acabar con el Título 42, bajo el argumento de que la decisión aumentaría los cruces fronterizos.

El tribunal dijo que escucharía argumentos sobre si los estados podrían intervenir para defender el Título 42 durante su sesión de febrero. Se espera un fallo para finales de junio.

Imágenes de Reuters mostraban varios migrantes la semana pasada corriendo a través de una concurrida carretera a lo largo de la frontera, entre ellos un hombre descalzo cargando a un niño pequeño sobre sus hombros, en uno de los cruces más peligrosos y preocupantes para defensores de migrantes.

"Estamos hablando de personas que vienen a pedir refugio (...) y que siguen cruzando la frontera de unas maneras muy peligrosos", comentó Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

John Martín, subdirector del Centro de Oportunidades para Personas sin Hogar de El Paso, dijo que la cantidad de migrantes que ha acogido en su refugio son cada vez más personas que cruzaron ilegalmente, muchos de ellos venezolanos.

"En un momento, la mayoría estaban documentados, ahora estoy viendo esto ir en reversa", comentó.

El martes, antes del fallo de la Corte Suprema, un migrante venezolano en Ciudad Juárez que se identificó como Antonio dijo que estaba esperando a ver si la vigilancia fronteriza de Estados Unidos disminuía, esperanzado por ganar dinero en ese país para enviarlo a su casa.

"Si no quitan el Título 42 (...) así iremos entrando más gente ilegal", sostuvo.

En otras ciudades fronterizas, migrantes dijeron que sentían que se habían quedado sin opciones.

"No tenemos futuro en México", dijo César, un migrante venezolano en Tijuana que prefirió no dar su apellido. Explicó que intentó cruzar la valla fronteriza hacia Estados Unidos y planea intentar de nuevo.

(Reporte de Daina Beth Solomon en Ciudad de México y José Luis González en Ciudad Juárez; Reporte adicional de Lizbeth Díaz.)