El desgarrador adiós de Vanessa Bryant a Kobe y su hija Gianna: "Cariño, cuida de nuestra Gigi"

Mayra Mangal
El desgarrador adiós de Vanessa Bryant a Kobe y su hija Gianna: "Cariño, cuida de nuestra Gigi"

Este lunes Vanessa Bryant reapareció ante el público para darle el último adiós a su marido Kobe Bryant y a su hija Gianna, fallecidos el pasado 26 de enero en un terrible accidente de helicóptero en el que perdieron la vida siete personas más.

Con tremendo aplomo la mexicoamericana subió al escenario del Staples Center de Los Angeles para dedicar un desgarrador discurso ante un público de más de 20,000 personas que incluía a las leyendas del baloncesto Magic Johnson, Michael Jordan y Saquille O’Neal, y cuya parte musical fue abierta de forma impactante por Beyoncé. Por cierto que tras bambalinas la cantante fue captada confortando a Vanessa Bryant:

 

“Gracias a todos por estar aquí, esto significa mucho para nosotros”, exclamó tratando de reprimir el llanto la madre de tres hijas y hoy viuda, de 37 años, toda vestida de negro. “Las muestras de cariño y apoyo hacia nuestra familia provenientes de todo el mundo han sido muy reconfortantes”.

“Mi querida bebé”, prosiguió Vanessa tratando de guardar la compostura y con la voz rota. “Gianna Bryant era una niña increíblemente dulce y de espíritu gentil. Siempre fue muy considerada. Era la hijita de papá pero siempre amó a su mami. Ella era una de mis mejores amigas”.

En su discurso la acongojada madre exaltó las virtudes académicas y deportivas de su hija, que a pesar de su corta edad era una joven promesa del baloncesto.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En cuanto a su marido, Vanessa Bryant hizo hincapié en sus virtudes, especialmente como padre y que han sido bien documentadas. “Quiero que mis hijas sepan la increíble persona, marido y padre que él fue”, expresó sobre el admirado jugador a quien llamaban Black Mamba. “El enseñó valiosas lecciones sobre la vida y los deportes…estamos muy agradecidas por esas lecciones e historias que él nos dejó”.

“[Gigi y Kobe] gravitaban el uno hacia el otro. Eran graciosos, felices bobos y amaban la vida”, prosiguió Bryant al cerrar su discurso. “Dios sabe que ellos no podían estar en esta Tierra el uno sin el otro. El tenía que llevarlos a ambos juntos a su casa en el Cielo. Cariño, cuida de nuestra Gigi…aún somos el mejor equipo”, puntualizó.

Al legendario jugador de los LA Lakers y pentacampeón de la NBA le sobreviven sus padres y tres hijas: Natalia, de 17 años, Bianka, de 3, y Capri, de siete meses de nacida. Que en paz descanse.