Desestiman cargos de soborno contra dos destacados empresarios haitianoamericanos

·4  min de lectura
Dr. Joseph Baptiste's Facebook page

Los fiscales federales ya no presentarán cargos de soborno contra dos empresarios haitianoamericanos después que los fiscales identificaron evidencia que contradice el testimonio de los agentes del FBI y las propias alegaciones del Departamento de Justicia de que uno de los hombres se ofreció a pagar un soborno de 5% a funcionarios haitianos para construir un puerto marítimo en el noroeste de Haití.

Los fiscales federales habían acusado a Roger Richard Boncy y al Dr. Joseph Baptiste de confabularse para canalizar sobornos del 5% del costo del contrato de construcción a funcionarios de alto nivel del gobierno haitiano, entre ellos un ayudante del primer ministro. El 5% era “una parte clave de la teoría de la confabulación del gobierno”. El gobierno estadounidense también sostenía que el dinero se canalizaría a través de la Organización Nacional para el Avance de los Haitianos de Baptiste, NOAH, una conocida organización sin fines de lucro.

Los dos hombres —Boncy, ex embajador de Haití, y Baptiste, dentista en Maryland y coronel retirado del Ejército estadounidense de origen haitiano que dirigía NOAH— fueron condenados en junio de 2019 en un tribunal federal por confabularse para pagar millones de dólares en sobornos a funcionarios del gobierno haitiano para construir el puerto.

Los jurados en Boston declararon culpables a ambos hombres, que fueron juzgados juntos, de confabularse para infringir la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero y la Ley de Viajes. Baptiste también fue condenado por confabulación para lavar dinero y por otra infracción de la Ley de Viajes, mientras que Boncy fue absuelto de los dos cargos.

Posteriormente, un juez federal anuló la condena del jurado después que Baptiste apeló el fallo alegando la ineficacia de su abogado. Un nuevo juicio para ambos hombres estaba previsto que comenzara la próxima semana.

Sin embargo, el lunes, los fiscales federales solicitaron el sobreseimiento del caso tras confirmar que los mensajes de texto no divulgados anteriormente entre Boncy y un agente encubierto del FBI confirmaban la existencia de una grabación destruida en la que Boncy afirmaba no saber nada del supuesto soborno.

La nueva información que confirma el desconocimiento de Boncy fue entregada a la defensa del juicio y al gobierno.

Los expertos legales dicen que el descubrimiento de los mensajes de texto, que ya no apoyan el testimonio de los agentes del FBI sobre la supuesta implicación de Boncy, plantearía problemas de credibilidad en cualquier juicio si el gobierno decidiera seguir presentando cargos contra Baptiste.

En un comunicado, el equipo legal de Boncy en el bufete de abogados Greenberg Traurig señaló que había sostenido durante mucho tiempo su inocencia e insistió en que las dos llamadas que el FBI destruyó probarían su inocencia.

“Estos textos —enviados el mismo día de las llamadas destruidas— hacían referencia específica al contenido de las llamadas destruidas. En esos textos, en consonancia con la defensa de Boncy desde hace tiempo, el agente del FBI afirmó explícitamente que ‘Richard dijo que el 5% del dinero del programa social no es en absoluto para sobornos’. Esto es exactamente lo que Boncy ha afirmado todo el tiempo”.

“Y lo que es más atroz, la existencia y el contenido de estos textos están directamente en desacuerdo con el testimonio de los agentes especiales del FBI a lo largo de este caso”, dice el comunicado.

Jed Dwyer, quien dirigió la defensa de Boncy, dijo: “Ahora está claro que Richard es inocente; no hay peros que valgan. El gobierno está de acuerdo y hoy desestimó el único cargo restante contra nuestro cliente”.

Dwyer dijo que Boncy se mantuvo firme en su inocencia y en su compromiso de demostrarla. “Richard tuvo el valor de enfrentarse al gobierno, lo que es una rareza en estos días... Con demasiada frecuencia, el gobierno pasa por encima de los acusados”.

Los abogados de Baptiste señalaron que el caso se prolongó casi cinco años.

“El Dr. Baptiste nunca pagó un centavo en sobornos y nunca acordó con el Sr. Boncy ni con nadie hacerlo”, dijo uno de sus abogados, Daniel Marx. “El trabajo del Dr. Baptiste para construir un puerto en una parte especialmente empobrecida de Haití fue coherente con su compromiso de toda la vida de mejorar la vida de los haitianos, en Haití y en otros lugares”.

William Fick, también abogado del Dr. Baptiste, dijo que su cliente y Boncy “fueron víctimas desafortunadas de una equivocada operación en la que los agentes del FBI se hicieron pasar por inversionistas extranjeros”.

“Esos agentes no sabían nada de Haití, un país que ni siquiera habían visitado”, dijo Fick. “Los agentes nunca habían hablado con los funcionarios a los que supuestamente se les ofrecieron sobornos ni habían considerado cómo su operación encubierta podría hacer descarrilar un importante proyecto de desarrollo que podía mejorar la vida de innumerables haitianos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.