Desesperada búsqueda de sobrevivientes a cuatro días del alud en Noruega

LA NACION
·2  min de lectura

OSLO.- El nuevo año no trajo alivio para el poblado noruego de Ask, donde los rescatistas siguen buscando sobrevivientes a cuatro días de haber padecido uno de los peores deslizamientos de tierra de la historia del país.

El alud, que sepultó varias casas, tiene en conmoción a la nación nórdica, que sigue con atención los vaivenes del rastreo de siete personas todavía desaparecidas, tras haber encontrado los cuerpos de tres víctimas. En principio se habló de 21 desaparecidos.

Coronavirus: Londres cierra las escuelas y reabre hospitales de campaña

Los equipos de búsqueda en tierra son ayudados por helicópteros y drones con cámaras de detección de calor en medio de las duras condiciones invernales en la ladera devastada en el pueblo de Ask, a 25 km de Oslo.

La jefa de la policía local, Ida Melbo Oeystese, dijo que todavía es posible encontrar sobrevivientes en las bolsas de aire formadas dentro de las construcciones destruidas, y se comprometió a no amainar la búsqueda a pesar de que un equipo de rescatistas suecos ya regresó a casa. "Médicamente, se puede sobrevivir varios días si se tiene aire", dijo en conferencia de prensa.

El viernes la policía publicó los nombres y años de nacimiento de las diez personas inicialmente reportadas como desaparecidas, incluso un niño de dos años. El deslave atravesó una ruta que atravesaba Ask, hogar de unas 5000 personas, y dejó un profundo barranco parecido a un cráter por el que los coches no podían pasar.

Las fotos y videos mostraron escenas dramáticas de edificios colgando sueltos en el borde del barranco. Al menos nueve edificios con más de 30 departamentos quedaron destruidos.

La operación de rescate se vio obstaculizada por el número limitado de horas de luz, los temores de una mayor erosión de la tierra y el suelo frágil del sitio, que es poco probable que aguante el peso del equipo de rescate, incluido un vehículo pesado del Ejército.

El robo del cerebro de Albert Einstein: la historia de un periplo que duró 52 años

Más de 1000 personas fueron evacuadas y las autoridades dijeron que hasta 1500 personas podrían ser trasladadas del área ante el temor de más deslizamientos.

Aunque se desconocen las causas del alud, la zona es conocida por tener una gran cantidad de la llamada arcilla rápida, que es un tipo de arcilla que puede cambiar de una forma sólida a una líquida. Los expertos dijeron que la sustancia de la arcilla combinada con la excesiva lluvia y las condiciones climáticas húmedas pueden haber contribuido al alud.

La prensa local reportó que las autoridades advirtieron en 2005 a las compañías no construir casas en la zona, pero finalmente se construyeron en los años siguientes.

Agencias AP y AFP