Un desertor revela el vasto espionaje chino en Australia, Hong Kong y Taiwán

Agencia EFE

Sídney (Australia), 23 nov (EFE).- Un desertor chino implicado en operaciones de espionaje en Australia, Hong Kong y Taiwán reveló a las autoridades de Australia la vasta actividad en labores de ese tipo y de interferencia política de China, informaron hoy medios australianos.

El agente, identificado como Wang "William" Liqiang, dio a la inteligencia australiana los nombres de los altos cargos de la inteligencia china en Hong Kong y expuso "al detalle" cómo Pekín financia y lleva a cabo actividades de interferencia política, según diarios del grupo Nine.

En entrevistas a estos periódicos, Wang explicó cómo Pekín controla una serie de empresas para financiar operaciones de inteligencia que incluyen la vigilancia de disidentes y la cooptación de grupos de comunicación.

El agente, que se encuentra en Sídney junto a su esposa e hijo y ha pedido asilo a Australia, aseguró haber participado en acciones como el secuestro del librero Lee Bo, uno de los cinco editores abducidos en Hong Kong y trasladado a China sin ninguna orden de extradición.

Wang también dijo que se infiltró en la universidad y en medios de comunicación de Hong Kong para contrarrestar el movimiento prodemocracia, participó en un operativo para interferir en las elecciones de Taiwán, incluidas las presidenciales del próximo año, y denunció que su organización tiene tratos con varios donantes políticos en Australia.

El Partido Comunista de China bajo Xi Jinping "se infiltra en todos los países en áreas como la militar, los negocios y la cultura para lograr sus objetivos", declaró Wang al Sydney Morning Herald, uno de los periódicos a los que concedió entrevistas.

La Organización de Inteligencia de Seguridad de Australia (ASIO, por sus siglas en inglés), la principal agencia nacional de espionaje, a la que Wang hizo revelaciones, alerta desde el año pasado del aumento de los espías y las interferencias extranjeras a "una escala sin precedentes" en Australia, pero hasta la fecha nunca ha acusado a China directamente.

El Gobierno australiano, que en los últimos años ha aprobado una serie de controvertidas leyes de seguridad en respuesta a estas interferencias, afirmó que examina estas revelaciones.

"Estas informaciones son muy inquietantes y el asunto está ahora en manos de las agencias de seguridad adecuadas", dijo el Tesorero Josh Frydenberg, según la cadena pública de televisión ABC. EFE

aus-jcp/fr

(c) Agencia EFE