Desentierran una “vasija maldita” usada para hacer brujería en la Antigua Grecia

·3  min de lectura
Una vasija de cerámica de 2300 años de antigüedad reveló cómo los ciudadanos de Atenas utilizaban la magia para perjudicar a sus enemigos
Hesperia

Un curioso hallazgo reveló nueva evidencia de cómo los ciudadanos de Atenas utilizaban la magia para perjudicar a sus enemigos. Un equipo de arqueólogos encontró una vasija de cerámica de 2300 años de antigüedad que contenía los huesos de un pollo desmembrado que probablemente formó parte de una vieja maldición para paralizar y matar a 55 personas en la antigua Grecia.

La tribu del Amazonas que esconde el secreto para retrasar el envejecimiento

En 2006, los científicos descubrieron el envase debajo del suelo de un edificio utilizado por los antiguos artesanos del Ágora. Y en la actualidad, un grupo de especialistas analizó y descifró la maldición. “El recipiente contenía la cabeza desmembrada y las extremidades inferiores de un pollo joven”, aseguró Jessica Lamont, profesora de la Universidad de Yale, en un artículo publicado en la revista Hesperia.

La superficie exterior de la vasija está cubierta con más de 55 nombres
Hesperia


La superficie exterior de la vasija está cubierta con más de 55 nombres (Hesperia/)

El Ágora de Atenas era el centro de la actividad política, administrativa, comercial y social de la ciudad. Se trataba de un amplio espacio abierto y rectangular que estaba rodeado por varios edificios públicos. Debajo de una de estas construcciones, los arqueólogos encontraron la particular vasija que data del año 300 a.C.

Los expertos estimaron que los responsables de realizar la maldición, usaron un gran clavo de hierro para atravesar el recipiente. “Toda la superficie exterior de la vasija está cubierta con más de 55 nombres, docenas de los cuales sobreviven hasta ahora solo como letras dispersas o tenues trazos de estilete. Además, los clavos eran utilizados en las maldiciones antiguas porque simbólicamente inmovilizaban o restringían las facultades de las víctimas de la maldición”, describió Lamont.

Preocupación: las obras de arte más antiguas del mundo empezaron a desvanecerse

Según la autora de la investigación, el pollo no tenía más de siete meses cuando lo mataron, y es posible que las personas que crearon la maldición quisieran transferir “la impotencia y la incapacidad del animal para protegerse” a las personas cuyos nombres están inscritos en el recipiente.

La presencia de los distintos miembros del ave sugieren que “al retorcer y perforar la cabeza y la parte inferior de las patas del pollo, los autores de la maldición pretendían incapacitar el uso de esas mismas partes del cuerpo en sus víctimas”.

Las partes del pollo dentro del frasco fueron perforadas por este largo clavo de hierro
Hesperia


Las partes del pollo dentro del frasco fueron perforadas por este largo clavo de hierro (Hesperia/)

La vasija se colocó cerca de varias piras quemadas que contenían restos de animales, algo que los expertos consideraron que puede haber potenciado el poder de la maldición. “El conjunto ritual pertenece al ámbito de las maldiciones vinculantes atenienses y tenía como objetivo ‘atar’ o inhibir las facultades físicas y cognitivas de los individuos nombrados”, reconoció Lamont.

¿Por qué fue utilizada la maldición?

Los arqueólogos analizaron el estilo de la escritura del envase y concluyeron que al menos dos individuos escribieron los nombres. “Sin duda fue hecho por personas con buenos conocimientos sobre cómo lanzar una poderosa maldición”, dijo Lamont.

Aunque los expertos no saben con certeza por qué se tomaron la molestia de crear un hechizo tan elaborado, consideraron que podría estar relacionada con un caso legal. “El gran número de nombres hace pensar que el escenario más probable fue un juicio. Quienes escribieron los nombres de la maldición podrían haber citado a todos los oponentes imaginables en las mismas, incluyendo a los testigos y a las familias de los acusados”, indicó la investigadora.

Hallazgo sorprendente: descubren la primera momia egipcia embarazada

El hallazgo de la vasija debajo del suelo del edificio utilizado por artesanos sugirió a los arqueólogos que el pleito pudo estar relacionado con una disputa laboral. “La maldición podría haber sido creada por los mismos artesanos que trabajaban en el complejo industrial, tal vez en los comienzos de un juicio correspondiente a un conflicto empresarial”, expresó Lamont.

Otra de las posibilidades que especularon los expertos fue que la maldición está relacionada con las luchas en Atenas hace unos 2300 años. Tras la muerte de Alejandro Magno en el años 323 a.C., su imperio se derrumbó, y sus generales y funcionarios lucharon por el poder. Los registros históricos muestran que varias facciones lucharon por el control de Atenas en aquella época. “Fue un período plagado de guerras, asedios y alianzas políticas inestables”, mencionó la catedrática.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.