Desenchufó una heladera para cargar su celular y se perdieron 1000 vacunas Sputnik

·2  min de lectura
Debido a esta insólita imprudencia, se perdieron alrededor de 1000 dosis
EFE

Parece un sketch de humor pero lejos está de eso: el insólito caso de una persona que desenchufó una heladera que almacenaba vacunas contra el Covid-19 para cargar su celular es real.

Según la agencia de noticias AFP, esta imprudencia se cometió en una clínica de Kirguistán y produjo que se desperdiciaran casi 1000 vacunas Sputnik V.

Hongo negro: expertos de India aseguran que es un desafío mayor que el covid-19

Aunque el incidente ocurrió en abril, hasta ahora se conoció este hecho, el cual sucedió en la clínica pública de Biskek, capital de este país asiático.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El conocimiento tardío de este suceso desató las críticas de varios habitantes de Kirguistán, quienes responsabilizaron a las autoridades locales por la falta de información sobre el tema.

Por otro lado, Alimkadyr Beyshenaliyev, ministro de Salud de ese país, mencionó que uno de los empleados de mantenimiento del centro médico fue el responsable de lo ocurrido y que la clínica deberá responder por las dosis desperdiciadas.

”Si la culpa es de uno de los empleados, de la señora de la limpieza o de otra persona, la clínica tendrá que responder económicamente”, comentó Beyshenaliyev.

Estas vacunas que quedaron sin ser utilizadas fueron parte de un lote de 20.000 dosis que Rusia entregó como ayuda humanitaria al país.

Según AFP, las dosis que se desperdiciaron de la vacuna Sputnik V hacían parte de un lote de 20.000 inyecciones que donó Rusia a Kirguistán
Kirill Kudryavtsev/ AFP


Según AFP, las dosis que se desperdiciaron de la vacuna Sputnik V hacían parte de un lote de 20.000 inyecciones que donó Rusia a Kirguistán ( Kirill Kudryavtsev/ AFP/)

Recientemente, según el medio estadounidense The New York Times, se produjo un caso similar en una planta de producción de vacunas de Johnson&Johnson en la ciudad de Baltimore, en Estados Unidos.

Según el medio citado, en este caso, el error humano consistió en que unos operarios de la fábrica mezclaron accidentalmente ingredientes de otra vacuna con los de la inyección de Johnson&Johnson. Esto derivó en el desperdicio de 15 millones de dosis.

El drama del joven que nació con lunares enormes en la cara

El Covid-19 en Kirguistán

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, en Kirguistán se han registrado 101.878 casos positivos de Covid-19 y han fallecido 1735 personas a causa de la enfermedad.

Cabe resaltar que la campaña de vacunación en ese país comenzó en marzo y apenas se ha logrado inmunizar al 0,09 por ciento de la población.