El desempleo permanece estable en el 9,5% en marzo en la zona euro

1 / 2

El logotipo de la oficina de empleo francesa, Pole Emploi, en una sede de Lille, norte de Francia, el 27 de abril de 2017

El logotipo de la oficina de empleo francesa, Pole Emploi, en una sede de Lille, norte de Francia, el 27 de abril de 2017 (AFP | Philippe Huguen)

El desempleo en la zona euro se estabilizó en marzo en el 9,5%, su nivel más bajo desde abril de 2009, mientras que la desocupación entre los jóvenes, franja más afectada por la contratación temporal, sigue en niveles elevados pese a un ligero descenso.

El número de desempleados en los 19 países del euro se redujo en marzo en unas 5.000 personas, hasta poco más de 15,5 millones, anunció este martes la oficina europea de estadísticas Eurostat, "la menor caída desde abril" de 2016, para Howard Archer, analista de IHS Markit.

El sensible descenso de marzo eleva la caída de la desocupación en el primer trimestre en unas 167.000 personas, lejos del descenso del cuarto trimestre de 2016 (321.000) y del trimestre anterior (355.000), precisó el analista.

"Aunque la mejora del mercado de trabajo parece haberse ralentizado, el desempleo sigue bajando aprovechando un sólido crecimiento económico y una saludable confianza empresarial", apuntó Archer en un comunicado.

Según el índice PMI difundido este martes por Markit, el crecimiento del sector manufacturero mantuvo su progresión en abril, hasta los 56,7 puntos frente a los 56,2 del mes anterior, en su nivel más elevado desde hace seis años.

El descenso del desempleo es, sin embargo, menor al estimado por los analistas consultados por el proveedor de servicios financieros Factset, que pronosticó una caída del 9,4%.

- Mayor desempleo en el sur -

Aunque en el conjunto de la zona euro la cifra de personas sin empleo se encuentra por debajo de la barrera simbólica del 10%, tras alcanzar en el momento álgido de la crisis de la deuda un 12,1%, entre abril y junio de 2013, los datos en los países del sur de Europa siguen muy por encima.

Grecia se mantiene como el país con más desempleados (23,5%, según cifras de enero), seguido de España con un 18,2% en marzo, Chipre (12,5%) e Italia, donde el desempleo progresó del 11,5% al 11,7%.

La primera economía de la zona euro, Alemania, sigue registrando la tasa más baja de la eurozona con un 3,9% en marzo, mientras que en la segunda economía, Francia, se sitúa en un 10,1%. Portugal registra un nuevo descenso, hasta el 9,8% en marzo.

Por sexos, el porcentaje de personas sin empleo en los países del euro se mantiene sin cambios, con la cifra entre las mujeres (9,9%) por encima del de hombres (9,2%).

Respecto a los 28 países de la Unión Europea, la cifra total se situó en marzo en el 8%, en poco más de 19,7 millones de desempleados.

- Temporalidad juvenil -

Aunque la Comisión Europea ha hecho de la lucha contra el desempleo juvenil una de sus prioridades, este sigue a niveles elevados en la zona euro, en el 19,4%, tras un ligero descenso de una décima en marzo. En el conjunto de la UE, se situó en el 17,2%.

Grecia, país sometido a una serie de programas de rescate, registra la tasa más elevada de menores de 25 años sin empleo (48%, cifras de enero), seguida de España (40,5%), Italia (34,1%) y Chipre (30,3%). El desempleo juvenil en Francia alcanza al 23,7% y en Portugal al 23,3%, mientras que Alemania registra el más bajo, en el 6,7%.

Respecto a los jóvenes con empleo, Eurostat anunció este martes que el 43,8% de estos tenían contratos temporales en 2016, un porcentaje que se eleva a siete de cada diez menores de 25 años en Eslovenia, España y Polonia, y a más de la mitad en Portugal, Francia, Holanda o Italia.

La temporalidad afecta en el conjunto de la UE al 14,2% de los trabajadores, si bien las tasas más elevadas se registran en Polonia, España, Portugal, Croacia y Holanda, donde alcanza a uno de cada cinco empleados.

En un contexto de recuperación económica moderada, Bruselas urgió en sus recomendaciones de febrero a los 28 a enfrentar el "legado" de las consecuencias del 'crash' financiero mundial de 2008, entre ellas el desempleo de larga duración y el riesgo de pobreza, incluso entre el colectivo de personas con empleo.