El desempleo en Brasil baja hasta el 11,6 % en febrero

Agencia EFE

Sao Paulo, 31 mar (EFE).- El índice de desempleo en Brasil se situó en el 11,6 % en el trimestre móvil cerrado en febrero, lo que supone un descenso de ocho décimas de punto con respecto al mismo periodo del año anterior (12,4 %), pero aumentó frente al trimestre precedente (11,2 %), informó este martes el Gobierno.

El número de parados en la mayor economía suramericana corresponde a 12,3 millones de personas, según los datos del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Sin embargo, la tasa de desempleo subió con respecto al trimestre móvil anterior (septiembre-noviembre), cuando se ubicó en el 11,2 %.

Ese repunte interrumpió una secuencia de dos trimestres seguidos de caídas significativas del paro y vino provocado por un aumento de los despidos en los sectores de construcción, administración pública y servicios domésticos, y no tanto por el comercio, a pesar de coincidir con el fin de la campaña navideña.

La población ocupada alcanzó los 93,7 millones de personas hasta febrero, lo que supone un incremento del 2 % con respecto al mismo trimestre móvil del año anterior.

El índice de informalidad se mantuvo prácticamente estable en el 40,6 % de la población ocupada, equivalente a 38 millones de personas, frente al 40,7 %, en la comparación anual.

El desempleo en Brasil se ha estancado en los dos dígitos desde la grave crisis vivida entre 2015 y 2016, periodo en el que el Producto Interno Bruto (PIB) cayó alrededor de siete puntos porcentuales.

En los tres años siguientes, la economía se expandió levemente por encima del 1 %, pero el paro se mantuvo en cotas altas y solo presentó un ligero descenso debido al aumento del contingente de trabajadores en el mercado informal.

Para este año, el mercado financiero prevé una caída del PIB del 0,48 % por la crisis del coronavirus, que en Brasil deja hasta el momento 159 muertes y 4.579 casos confirmados.

El sector servicios, que responde por el 75 % del PIB brasileño, será previsiblemente el más golpeado por la pandemia, con el comercio y el transporte aéreo como los grandes perjudicados.

En este sentido, analistas consultados por Efe proyectan un aumento del desempleo en los próximos meses, si continúan las medidas de reducción de movilidad y el cierre de los negocios impuesto por la mayoría de los gobernadores de los 27 estados del país.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha criticado duramente el aislamiento social, minimizado la gravedad de la crisis sanitaria y pedido a la población que vuelva a sus puestos de trabajo.

Su actitud ha sido duramente criticada por líderes parlamentarios, la oposición, médicos y especialistas y contrasta con la del ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, y la de otros ministros, que recomiendan quedarse en casa.

Por otro lado, el Gobierno ha puesto en marcha un paquete de contingencia para paliar los efectos económicos de la pandemia, que incluye, entre otras medidas, una ayuda de 600 reales (unos 115 dólares) para trabajadores informales y autónomos.

(c) Agencia EFE