El desempleo baja en Argentina pero la precariedad laboral va en aumento

Buenos Aires, 21 dic (EFE).- La tasa de desempleo en Argentina bajó en el tercer trimestre del año al 8,2 %, su nivel más bajo desde finales de 2017, pero la informalidad y el trabajo por cuenta propia van en aumento, evidenciando una creciente precariedad laboral en el país suramericano.

Según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la tasa de desempleo del tercer trimestre estuvo 1,4 puntos porcentuales por debajo de la del segundo trimestre y 3,5 puntos por debajo de la registrada en igual período de 2020.

El indicador sumó así cinco trimestres consecutivos en retroceso, tras el máximo anual del 13,1 % registrado en el segundo trimestre de 2020, cuando la economía argentina se vio fuertemente golpeada por las severas restricciones sanitarias dictadas ante la irrupción de la pandemia de covid-19.

El índice del 8,2 % verificado en el tercer trimestre de este año es el más bajo desde el último trimestre de 2017, cuando la tasa había sido del 7,2 %.

La cifra neta de desocupados bajó en el tercer trimestre a 1.113.000 personas, 160.000 menos que en los tres meses precedentes.

En relación al tercer trimestre de 2020, la población desempleada se redujo en 302.000 personas.

INFORMALES Y POR CUENTA PROPIA

Pese a la bajada en el índice de desempleo, los datos oficiales evidencian que casi un tercio de los ocupados (28 %) trabaja por cuenta propia y que, entre los asalariados, tres de cada diez (33,1 %) trabaja en la informalidad.

Es en estos segmentos donde se han creado más puestos de empleo entre el tercer trimestre de 2020 e igual período de 2021: cerca de medio millón de personas se sumó al trabajo por cuenta propia y unas 700.000 consiguieron un trabajo asalariado pero informal, mientras que en el transcurso de un año se crearon unos 600.000 puestos de empleos asalariados formales.

Por otra parte, según los datos oficiales, la tasa de subocupación -aquellos que trabajan menos de 35 horas semanales- del tercer trimestre se ubicó en el 12,2 %, con 1,6 millones de personas en esta categoría, unas 28.000 más que en el tercer trimestre de 2020.

También es sintomática la subida en la tasa de ocupados que demandaron otro empleo, que ascendió en términos interanuales 1,7 puntos, al 16,5 %.

DESALIENTO

Según un reciente informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (ODSA-UCA), el número de trabajadores no afiliados a la seguridad social creció de 8,5 millones en 2010 a 9,5 millones en 2021.

Además, el número de desempleados y de trabajadores eventuales o con ocupación inestable creció de 3,7 millones de 2010 a 5,7 millones en 2021, un 28,3 % de la población activa, y, por otra parte, sólo el 26,6 % de los trabajadores formales tienen un empleo estable.

"Lo que no está ocurriendo es que haya generación de trabajo y de buenos trabajos. El principal problema es éste. Hay menos gente que trabaja y que busca trabajo sistemáticamente por desaliento, porque cree que no lo va a encontrar", sostuvo el director del ODSA-UCA, Agustín Salvia.

Según el experto, "hay más personas fuera del sistema de la seguridad social" y no son solo asalariados informales sino también los que trabajan por cuenta propia "que forman parte de la economía informal, en condiciones de mayor vulnerabilidad, sin derechos sociales y laborales, peleándola día a día".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.