Desechan impugnación de líder morenista en BCS

·2  min de lectura

LA PAZ, BCS., marzo 25 (EL UNIVERSAL).- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) declaró improcedente la impugnación del dirigente de Morena en Baja California Sur, Alberto Rentería Santana, quien fue acusado y sentenciado por el Tribunal Estatal Electoral y la Sala Regional Guadalajara, por el delito de Violencia Política en Razón de Género.

Con lo anterior, prevalece la sentencia y sanción contra el dirigente, denunciado por la alcaldesa con licencia de Los Cabos, Armida Castro Guzmán, por Violencia Política en Razón de Género, derivado de declaraciones que consideró misóginas y que buscaban limitar su participación en el proceso electoral en aquel municipio.

En febrero pasado, el Tribunal Estatal Electoral de BCS consideró que el dirigente ejerció violencia simbólica por diversas manifestaciones públicas al referir que la candidatura de Los Cabos estaba destinada para un hombre, debido a que tendría mayor competitividad que una mujer, de tal modo que estas declaraciones pretendían inhibir la participación de las mujeres al considerar que no tendrían oportunidad de ganar.

Por ello determinó sancionarlo con una multa económica por cerca de 8 mil pesos, la obligatoriedad de una disculpa pública y su inscripción en el Registro Nacional de Personas Sancionadas por Violencia Política en Razón de Género.

Esta sentencia fue impugnada por el dirigente ante la Sala Sala Regional Guadalajara que resolvió a inicios de marzo en su contra y ratificó la sentencia, razón por la cual presentó una nueva impugnación ahora ante la Sala Superior del TEPJF.

Tras el fallo ahora de la Sala Superior, el dirigente estatal morenista ha omitido comentarios al respecto.

Hace algunas semanas, previo a la segunda impugnación, y ante la expectativa de que el dirigente morenista no pudiera contender por un cargo de elección popular -se especuló su pretensión de lograr la candidatura por una diputación federal- Rentería Santana aseguró que agotaría las instancias y se dijo respetuoso de las mujeres, y de las leyes.

"Quiero un piso parejo, sin mano negra, no permitiré que obstaculicen mi derecho a la presunción de inocencia, y lo diré una vez más: hasta en tanto no se determine una resolución en firme, seguiré trabajando para consolidar la Cuarta Transformación en BCS", afirmó el pasado 12 de marzo.

Cabe mencionar que esta es la primera sentencia por Violencia Política en Razón de Género contra un dirigente en BCS. Actualmente están denunciados también por este delito, los dirigentes del PAN, Carlos Rochín Álvarez, y del Partido BCS Coherente, Yassir Pantoja.