Un descuido congela literalmente el interior de este tren ante la sorpresa de los pasajeros

Media Europa se encuentra bajo los efectos de un temporal de frío y nieve que golpea, principalmente, a los países del extremo oriental del continente. Los más afectados, sin duda, han sido Grecia y Turquía pero no hay que olvidar otros territorios como Bulgaria donde las nevadas también están dejando imágenes insólitas e impactantes.

Una de ellas se ha producido en el interior de un tren rápido que cubría el trayecto entre las ciudades de Varna y Sofía, donde las gélidas temperaturas han congelado, literalmente, el interior de los vagones. Así se puede ver en un vídeo difundido a través de las redes sociales en el que aparece el pasillo de uno de los coches cubierto de hielo, como si fuera un congelador o una cámara frigorífica.

Se trata de una secuencia de cerca de dos minutos en la que el autor graba con su teléfono móvil la gran cantidad de nieve acumulada mientras recorre el estrecho corredor ante la sorpresa del resto de los pasajeros. Incluso, los compartimentos habilitados para los viajeros aparecen rodeados de un manto blanco a pesar de tener la puerta cerrada.

Todo apunta a un descuido como causa principal de está insólita situación, tal y como recogen los medios locales. Según parece, alguna de las personas que viajaban en el tren habría dejado abiertas las puertas de separación entre vagones y la nieve y el frío se colaron en el interior.

A este descuido hay que añadirle un fallo en el sistema de calefacción después de la estación de Sindel, según las declaraciones del jefe de la Sección de Operaciones y Ferrocarril recogidas por el digital DarikNews. Un cóctel que agravó la situación y que obligó al maquinista a mover a los pasajeros. Afortunadamente el intenso frío no ocasionó daños personales y todos los viajeros pudieron llegar a su destino.