Puede que el descubrimiento petrolero de Pemex no sea la panacea

Amy Stillman

(Bloomberg) --

El presidente de México y el líder de Petróleos Mexicanos han ensalzado el descubrimiento de crudo más importante del país en treinta años, pero el hallazgo parece estar lejos de ser una panacea para el perforador estatal en dificultades.

Pemex dijo que el yacimiento Quesqui, que se cree que contiene 500 millones de barriles de reservas probadas, probables y posibles, o 3P, era el descubrimiento más importante desde 1987. El hallazgo de Ixachi, otro yacimiento en tierra descubierto durante la Administración anterior, se promocionó como el hallazgo más grande en 25 años, con unos 1.300 millones de barriles de reservas 3P.

El descubrimiento, de petróleo muy ligero, o condensado, y de gas natural, es un avance bienvenido para el perforador estatal, que ha experimentado una disminución de casi 15 años en su producción y acumula una deuda de alrededor de US$100.000 millones, la más alta del sector petrolero. Pero un analista ha advertido en contra de un exceso de optimismo en estos momentos.

“En cuanto a la productividad, parece ser más pequeño que Ixachi”, dijo Pablo Medina, vicepresidente de Welligence Energy Analytics, una consultora energética. “No se ha presentado un plan de desarrollo, por lo que es demasiado pronto para hablar de reservas basadas en un solo pozo”.

Se espera que el campo alcance una producción de 69.000 barriles diarios y unos 8,5 millones de metros cúbicos de gas el próximo año, dijo Pemex en un comunicado el viernes. Pemex está perforando otro pozo de evaluación y el volumen podría aumentar hasta 200 millones de barriles, dijo el responsable de Pemex, Octavio Romero Oropeza, en una rueda de prensa con el presidente Andrés Manuel López Obrador el lunes.

Dificultades

Pemex ha tenido dificultades para combatir la caída de la producción y modernizar sus refinerías para impular la autosuficiencia del país, un objetivo importante de la Administración. La compañía dijo que la producción de petróleo alcanzará 1,778 millones de barriles al día a finales de diciembre, un aumento desde los 1,712 millones a principios de mes, pero sigue siendo la mitad frente a 2004. En junio, Fitch Ratings redujo la calificación de bonos de Pemex a basura. La compañía podría ser objeto de una nueva rebaja por otra agencia.

El descubrimiento podría favorecer la calificación crediticia de Pemex al aumentar las reservas, según Romero. México incorporará 500 millones de barriles adicionales de reservas probadas el próximo año, lo que elevará el total a 7.500 millones de barriles, señaló.

“Cuando un campo tiene 500 millones de barriles de reservas, se considera un campo gigante”, dijo Romero durante la conferencia. “Por supuesto, para las agencias de calificación, estas son buenas noticias con respecto a Pemex”.

López Obrador elogió el descubrimiento en su estado natal y criticó la estrategia de la Administración anterior de invertir en las aguas profundas del Golfo de México por los altos costes.

López Obrador ha reducido las reformas energéticas de 2014 con el objetivo de atraer la inversión privada, prometiendo “rescatar” a Pemex con la inversión en campos de aguas poco profundas y en tierra, en lugar de áreas de aguas profundas, que son más complicadas técnicamente.

Artículos relacionados que te pueden interesar:


//////////

Nota Original:Mexico’s Giant Oil Find May Not Be Cure-All for Ailing Pemex (1)

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodriguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: Amy Stillman en Mexico City, astillman7@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: David Marino, dmarino4@bloomberg.net, Michael Jeffers

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2019 Bloomberg L.P.