Descubrieron en San Juan el cráneo del “abuelo de los lagartos”, un reptil que convivió con los dinosaurios

·2  min de lectura
El reptil fue bautizado como Taytalura alcoberi
Gentileza: Universidad Nacional de San Juan

Es un hallazgo histórico. La Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) encontró el cráneo del “abuelo de los lagartos”, un reptil que convivió con dinosaurios hace aproximadamente 230 millones de años. Este descubrimiento echa luz sobre el origen del vasto grupo de cerca de 10.000 especies que incluye lagartos, lagartijas y serpientes distribuidas por todo el mundo. El hallazgo también se publica hoy en la prestigiosa revista Nature.

El fósil, un cráneo de dos centímetros, fue encontrado en 2001 pero recién en 2013 empezaron a estudiarlo en profundidad para determinar su antigüedad. Esa investigación es la que derivó en el anuncio de hoy sobre el descubrimiento de esta especie. El hallazgo inicial de los restos fue en la zona conocida como “Cancha de Bochas”, un sector donde afloran rocas de la formación Ischigualasto, dentro del Parque Provincial Ischigualastoen, en la provincia de San Juan. Los huesos fueron encontrados por el Dr. Ricardo Martínez, paleontólogo del Instituto y Museo de Ciencias Naturales (IMCN) de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNSJ. Es el primero en su tipo hallado en América del Sur.

Ranking QS: qué universidad argentina está entre los 10 mejores de América Latina

El reptil fue bautizado como Taytalura alcoberi: “Tayta” significa “abuelo” en quechua, mientras que “lura” es “lagarto” en el lenguaje cacán de los diaguitas. Esto quiere decir “abuelo de los lagartos”. La especie es “alcoberi”, y es en honor a la trayectoria en el desarrollo de la paleontología de Oscar Alcober, director actual del IMCN.

La edad de Taytalura alcoberi se ha determinado en unos 230 millones de años de antigüedad, a principios del Triásico Superior, una época en la que los mayores predadores eran parientes terrestres de los cocodrilos y los primeros dinosaurios iban ganando terreno.

Aunque solo encontraron su cabeza, estiman que el animal habrá medido unos 15 centímetros de largo, no muy distinto a cualquier lagartija viviente y aseguran que se alimentaba a base de insectos.

Taytalura no solo muestra una posición ancestral respecto de otras formas similares halladas hasta ahora, sino que es el primero procedente del hemisferio sur, por entonces la región sur del supercontinente Pangea, enseñando que una parte importante de esa historia ocurrió también en la Argentina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.