Descubren una nueva especie de cetáceo gracias al conocimiento indígena

·2  min de lectura
Reconstrucción del aspecto del zifio de Ramari
Crédito: Vivian Ward
Reconstrucción del aspecto del zifio de Ramari Crédito: Vivian Ward

Quedan muchas especies por descubrir, eso no hay nadie que lo pueda poner en duda. Pero aún así, sorprende cuando se descubren nuevas especies... por ejemplo, de cetáceos. Que es lo que ha ocurrido recientemente, con una especie de zifio. Aunque igual considerar que es una nueva especie es, cuando menos, discutible.

Un detalle para quien le interese la taxonomía: la especie que se ha descubierto pertenece al grupo de los zifios, que son cetáceos odontocetos. Es decir, cetáceos con dientes, como los delfines. Pero los zifios pertenecen a otro grupo diferente y no se consideran delfines.

Vamos con el detalle, y en concreto con eso de que considerarla nueva es discutible. La especie es nueva para la ciencia, eso sin duda ni discusión. Pero si se ha descubierto esta especie, es gracias a la colaboración y al conocimiento de poblaciones indígenas, que sí que conocían a la especie desde antiguo. Y por eso lo de que sea discutible que la especie sea "nueva".

El descubrimiento de esta especie - para la ciencia - también tiene mucho que ver con las poblaciones indígenas. Una hembra embarazada de esta especie llegó a la costa de Nueva Zelanda, y allí una población indígena hizo todo lo posible para que este animal se mantuviese sano y salvo.

Cuando los expertos fueron a analizar el animal y categorizarlo, estaban convencidos de que se trataba de un zifio de True (Mesoplodon mirus), una especie bien conocida por la ciencia. Pero algo no cuadraba. Era muy parecido, pero no se trataba de una hembra de esta especie.

Así que realizaron un estudio en mayor detalle, y se dieron cuenta de que era otra especie, desconocida para los expertos pero reconocida por los maoríes que habían protegido a la hembra de zifio embarazada.

Y como nueva especie que es, debía recibir un nombre. Escogieron uno, en honor al conocimiento indígena que había ayudado a descubrirlo para el conocimiento científico. La especie recibe el nombre de zifio de Ramari, que es un nombre de mujer en maorí que significa "evento raro". 

El nombre científico también refleja la importancia del conocimiento indígena: Mesoplodon eueu, donde 'eueu' significa "pez grande" en lengua Khwedam, hablada por la tribu Khoisán de África, que fueron los primeros en enseñar a los occidentales que las especies del hemisferio sur no son iguales que las del norte.

Y este es un ejemplo más de cómo el conocimiento tradicional puede ayudar a la ciencia a llegar a conclusiones mucho más veraces

VÍDEO | Las imágenes de un marinero y una ballena beluga jugando al rugby en medio del océano

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.