Descubre en un mapa satelital el mensaje de auxilio que escribió su tío, atrapado en la devastación del huracán Michael

El rescate de una familia atrapada en la devastación que provocó el huracán Michael en el norte de la Florida fue posible gracias a la formidable atención de una televidente a una imagen tomada, literalmente, desde muy alto del cielo.

La semana pasada, Amber Gee y sus dos pequeños hijos, una niña de dos años y un bebé de tres meses, evacuaron su casa ubicada en Callaway, Florida, por encontrarse en una de las áreas donde, se preveía, el huracán Michael azotaría con toda su fuerza. Es de suponer que ella no quiso arriesgar a su familia ante la llegada de la monstruosa tormenta (que en efecto arrasó con mucho en torno a Callaway y las cercanas Panama City y Mexico Beach) y optó por irse de allí, de acuerdo al relato de la televisora ABC.

Las palabra “HELP” (ayuda) hecha con grandes troncos de árboles por Ernest Gee tras el paso devastador del huracán Michael por el norte de la Florida. Ese singular mensaje de auxilio fue visto por su sobrina en un mapa satelital y pudo ser rescatado. (Archivo Yahoo / NOAA)

Pero a diferencia de ella, su tío Ernest Gee, su esposa Susan y un amigo decidieron quedarse en su casa, también ubicada en la zona del inminente desastre. Amber Gee inicialmente no lo sabía pues, según ABC, pensaba que ellos habían evacuado oportunamente.

Una vez que el huracán pasó por la región, causando estragos enormes, Amber comenzó a buscar información sobre el estado de cosas en su localidad. “Estuve viendo un link con imágenes [de las zonas afectadas] por todo Facebook y decidí revisarlo”, contó ella a ABC.

Entonces consultó el mapa que la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera construyó con imágenes de las zonas afectadas por el ciclón, captadas por satélites y por aviones. En ese mapa, de una resolución sorprendente, pueden verse amplias áreas devastadas, terrenos donde antes había viviendas y ahora solo quedan trazas de sus cimientos, calles llenas de escombros y árboles caídos que las mareas y los vientos arrastraron a su paso.

Entonces, Amber halló en el mapa la casa de su abuela, que aún estaba en pie y donde también vive su tío Ernest Gee, y vio algo inusual a un lado de la vivienda: escrita en grandes letras –que luego se supo eran largos troncos de árboles caídos– estaba la palabra “HELP”. Fue así como cayó en la cuenta de que sus familiares estaban atrapados en su casa en medio de la devastación provocada por el huracán, que no podían salir de allí y que suplicaban por ayuda.

Su abuela, de 80 años, afortunadamente había evacuado. Pero los tíos de Amber y su amigo estaban aún allí, en medio del desastre y en una situación posiblemente difícil, quizá crítica.

Amber Gee subió la imagen en la página de Facebook del Servicio de Emergencias del Condado Bay, llamó entonces al número de auxilio y pidió que alguien fuera al lugar para ver lo que sucedía en esa casa. Un equipo del Departamento del Alguacil del Condado, indicó ABC, llegó la madrugada del pasado domingo a la vivienda –no les resultó fácil llegar allí debido a la gran cantidad de árboles derribados y otros escombros en el área– y dio auxilio a las tres personas que allí se encontraban.

“Pude enviarle ayuda a mi familia para que salieran de la propiedad”, contó la joven.

Amber Gee vio en el mapa satelital de NOAA el mensaje de auxilio que su tío hizo con troncos afuera de su casa y pidió ayuda. Rescatistas lograron llegar a esa zona devastada por el huracán Michael en el norte de la Florida, y asistieron a las tres personas atrapadas en esa vivienda. (ABC

Y, ciertamente, la idea de Ernest Gee de crear con troncos esa monumental palabra “HELP” para pedir ayuda fue atinada, pues de otro modo es posible que nadie se hubiese enterado en mucho tiempo de que estaban atrapados allí, dado que la zona era de muy difícil acceso por los daños provocados por el huracán y, posiblemente, no contaban tampoco con comunicación telefónica.

Ernest Gee, su esposa y su amigo fueron rescatados y aunque no se ha difundido el estado de salud o las condiciones en las que fueron encontrados, el atinado ojo de Amber posiblemente les evitó mayores penurias, quizá incluso les salvó la vida. La cuenta dolorosa de víctimas del huracán Michael, que hasta ahora es de 18 personas fallecidas, no contará entre sus nombres a los familiares de Amber Gee gracias a la combinación entre poderosas imágenes de alta resolución, la información de las redes sociales, la mirada certera de una mujer y la acción oportuna de los rescatistas.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro