Descubre por qué se comen 12 uvas a medianoche y cuál es su origen

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- Existen diversos rituales para comenzar con el pie derecho el año nuevo: ropa interior de ciertos colores, barrer la casa, sacar a pasear una maleta por la cuadra, la lista de los propósitos de año nuevo y comer 12 uvas durante las últimas 12 campanadas del año, ¿De dónde viene esta tradición?

El comer 12 uvas a la medianoche es una tradición que llegó de España. Se cree que comenzaron a tomarse de manera masiva en el país europeo el 31 de diciembre de 1909, cuando un excedente de la cosecha de la vid en Alicante hizo que los dueños de los viñedos quisieran incrementar las ventas. Fue así que crearon una campaña en la que se relacionó las uvas con la buena suerte y se popularizó la venta de paquetes de 12 uvas en los últimos momentos del año.

Aunque es la leyenda más popular, existe otra que sitúa el inicio de esta tradición unos años atrás, en 1880, cuando la clase burguesa española, en un intento por imitar las celebraciones francesas, comenzaron a festejar el año nuevo comiendo uvas y tomando vino espumoso.

Poco después esa costumbre fue adoptada por cientos de madrileños que iban a la Puerta del Sol para oír las campanadas a medianoche y a comer uvas.

Aunque es una tradición muy española, en México se ha vuelto una costumbre popular y en cientos de casas a media noche se comen 12 uvas para comenzar el año.