Desconcierto en Santa Fe por el retorno de las clases en los secundarios

·4  min de lectura
Anoche, el gobierno de Santa Fe anunció que hoy volvían las clases presenciales al secundario
Anoche, el gobierno de Santa Fe anunció que hoy volvían las clases presenciales al secundario

ROSARIO.- Al anochecer los grupos de WhatsApp de padres y madres en Santa Fe tuvieron una actividad vertiginosa e inusual. El miércoles a las 19 se habían enterado de que este jueves a la mañana retornaban, después de dos meses, las clases presenciales en las escuelas secundarias, algo que a mitad de semana no parecía estar en los planes de nadie, salvo de las autoridades del Ministerio de Educación de la provincia que consideraron que era imprescindible que los estudiantes pudieran volver a los colegios antes de las vacaciones de invierno.

Una medida positiva, como es el retorno de la actividad presencial, se transformó en un problema para el gobierno de Omar Perotti durante la mañana del jueves. La medida generó incertidumbre y desconcierto, tanto en los padres y madres como en las escuelas.

Crece el malestar y la desconfianza de la CGT con Alberto Fernández

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) calculó este jueves que el 80 por ciento de los colegios no retomaron la presencialidad debido a que “no tuvieron tiempo a reorganizar que el regreso a las instituciones sea seguro” para alumnos y docentes.

No es la primera vez que una medida anunciada por el gobierno santafesino genera estas reacciones. Las fallas en la comunicación del gobernador Perotti se hicieron visibles durante los distintos tramos de la pandemia, sobre todo con los anuncios de las restricciones que fueron variando de plataforma. De las conferencias de prensa pasaron a la difusión de mensajes por YouTube y luego a la distribución a los medios de documentos PDF con las medidas.

El regreso de las clases en Santa Fe
El regreso de las clases en Santa Fe


El regreso de las clases en Santa Fe

Algo similar a lo que ocurrió este jueves se produjo el 2 de mayo pasado, cuando, a las 21.30, el gobernador anunció la suspensión de la presencialidad en las escuelas secundarias.

El horario que se eligió para dar la información a través de un mensaje grabado fue llamativo, porque el video se emitió durante el clásico de fútbol entre Rosario Central y Newell’s, que paralizó a toda esta ciudad.

En ese momento, como ayer a la tarde, los grupos de WhatsApp de padres y madres estallaban en dudas sobre si los alumnos de la primaria estaban incluidos o no en las nuevas restricciones que empezaban a regir horas después. Por las redes sociales se hizo visible esa noche ese estado de desconcierto. Ayer y hoy ocurrió lo mismo.

Martín Lucero, secretario general de SADOP, sostuvo que “algunos colegios volverán a las clases mañana, pero la gran mayoría lo hará el lunes”. La forma en la que se comunicaron las medidas, según el dirigente, dejó al descubierto “el grado de improvisación” en el que se maneja el Ministerio de Educación de Santa Fe.

Desde el gremio estatal de Amsafé también rechazaron el retorno a clases, como ya lo vienen haciendo desde el inicio de la pandemia, pero esta vez porque se trató de una decisión “inconsulta”.

Desde anoche, los chats de padres estallan con mensajes, luego del anuncio de que hoy volvían las clases
Marcelo Manera


Desde anoche, los chats de padres estallan con mensajes, luego del anuncio de que hoy volvían las clases (Marcelo Manera/)

Más allá del plano gremial, la mayoría de los padres y madres están a favor del retorno a la presencialidad, pero la manera en que se comunicó la medida generó malestar y bronca, porque fue imposible llevar adelante, en muchos casos, la planificación familiar. “Se podría haber avisado a la mañana, con un tiempo razonable para poder organizar mínimamente la cuestión familiar”, ensayó Mabel, la madre de un alumno de la escuela Gurruchaga de Rosario.

“Tienen que acostumbrarse”

Adriana Cantero, la ministra del área, negó que el retorno a clases presenciales del secundario haya sido “inesperado” a mitad de semana. La funcionaria advirtió este jueves que “no hubo nada improvisado”, y recordó que “ya se venía trabajando en sentido” durante todo junio. Consideró que la comunidad educativa “debe acostumbrarse a esta situación dinámica” generada por la pandemia.

Cantero afirmó que “las escuelas están abiertas. Los profesores deben estar en los establecimientos. Hemos dicho que deben estar ahí para evacuar consultas, realizar tutorías y, por lo tanto, no debe ser dificultoso cambiar el dispositivo”.

El objetivo del Ministerio de Educación apuntó a que los alumnos de los colegios secundarios pudieran volver a clases antes del inicio de las vacaciones de invierno, en la segunda semana de julio. Según señaló Cantero, hay unos 10.000 alumnos que “tienen trayectorias frágiles” y están prácticamente desvinculados de la escuela. Por eso se busca que en el segundo semestre se retorne a la jornada completa. Ahora los alumnos, divididos por burbujas, tienen clases presenciales dos semanas al mes.