Descartan crimen de odio en caso Arbery

Víctor Sancho, corresponsal

WASHINGTON, EU., mayo 9 (EL UNIVERSAL).- La detención de dos hombres blancos por el asesinato de un joven negro desarmado podría no ser la única. La indagatoria del homicidio del joven afroestadounidense Ahmaud Arbery, que ha despertado una oleada de indignación en Estados Unidos comparable, aunque en menor grado, al Black Lives Matter de hace casi siete años, sigue "abierta y activa", anunciaron los investigadores, y no se cerrará hasta que esté totalmente completada.

Este viernes Ahmaud Arbery estaría celebrando su cumpleaños 26. En lugar de eso, hace 75 días fue asesinado mientras corría por las calles de Brunswick, en Georgia, por los disparos de Gregory y Travis McMichael, padre e hijo blancos que le ejecutaron en plena vía y a luz del día por la sospecha que se trataba de un ladrón.

A principios de semana, la aparición de un video extremadamente gráfico de los ataques contra un Arbery desarmado y sin nada que hiciera sospechar que había cometido un atraco resucitó el caso. La noche del jueves, las autoridades detuvieron a los dos hombres blancos y les acusó de asesinato.

Vic Reynolds, director del Buró de Investigación de Georgia, informó que no se les podrá acusar de crimen de odio, tal y como pide gran parte de la opinión pública, porque es una tipificación penal que no existe en el estado.

Anunció que no descarta que haya más arrestos, incluido el hombre que grabó el video en el que se muestra el asesinato de Arbery, un hombre que siguió toda la persecución del joven afroamericano hasta su muerte, en supuesta colusión con el padre e hijo McMichael. El directivo confesó que la grabación ha sido una "parte muy importante" en la investigación que, en 36 horas desde que su división entró en el caso, permitió detener a los dos acusados, ya que hay "pruebas suficientes" como para demostrar su culpabilidad.

La familia de Arbery se mostró muy aliviada tras las detenciones, y declaró que espera que el peso de la ley caiga sobre los asesinos del joven. El presidente Donald Trump, en Fox News, calificó el asesinato de Ahmaud Arbery como "una situación muy perturbadora", una "cosa desgarradora".

El jueves, el que será su rival en las presidenciales, Joe Biden, dijo que el homicidio era un "linchamiento" que recuerda a los "capítulos más oscuros" de la historia de Estados Unidos, en referencia a los actos violentos y racistas liderados por facciones como el Ku Klux Klan.