Desbordes en el aeropuerto de Haití: migrantes deportados por EE.UU. intentan volver a subirse a los aviones

·4  min de lectura
Haitianos deportados de Estados Unidos tratan de subir al mismo avión en el que viajaron a su país de origen, en el Aeropuerto Toussaint Louverture, en Puerto Príncipe, Haití
Haitianos deportados de Estados Unidos tratan de subir al mismo avión en el que viajaron a su país de origen, en el Aeropuerto Toussaint Louverture, en Puerto Príncipe, Haití

PUERTO PRÍNCIPE.- En una escena dramática, cientos de haitianos expulsados durante los últimos días de Estados Unidos protagonizaron en el aeropuerto de Puerto Príncipe un fallido intento de volver a abordar el avión norteamericano que los había devuelto a Haití.

”Una tensa situación ocurrió en Puerto Príncipe el martes, cuando muchos migrantes haitianos deportados expresaron su enojo y algunos incluso intentaron subir a un avión de regreso a Estados Unidos”, informó este miércoles la cadena de televisión Fox News.

EE.UU. aceptaría extranjeros con AstraZeneca y todavía evalúa el resto de las vacunas

Este fin de semana, Estados Unidos comenzó a deportar migrantes de una ciudad fronteriza de Texas que experimentó una gran afluencia en las últimas semanas, con cerca de 13.000 haitianos agolpados bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México.

El caos se desató este martes en el aeropuerto Toussaint Louverture cuando un hombre intentó volver a abordar el avión e inmediatamente fue seguido por la multitud. La tripulación se apresuró entonces a cerrar las puertas de la nave, mientras las personas lucharon entonces por recuperar sus pertenencias personales que habían sido arrojadas desde el avión.

Vacunas contra el coronavirus: la aprobación de la Sputnik V en la OMS, suspendida por infracciones en una planta de producción

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos comunicó que tres agentes de aduanas resultaron levemente heridos por los migrantes en dos incidentes separados en la pista del aeropuerto, informó la agencia de noticias Sputnik.

La situación en Haití se agravó en los últimos meses tras el asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio y el terremoto que arrasó el país el 14 de agosto matando a más de 2200 personas y causando más de 12.000 heridos. El sismo destruyó unas 53.800 casas y otras 83.770 sufrieron daños leves o graves, lo que afectó de manera directa a más de 690.000 personas, el 40% de la población de la región.

Grupos de haitianos en el aeropuerto de Puerto Príncipe buscan volver a subirse al avión que los había deportado
Grupos de haitianos en el aeropuerto de Puerto Príncipe buscan volver a subirse al avión que los había deportado


Grupos de haitianos en el aeropuerto de Puerto Príncipe buscan volver a subirse al avión que los había deportado

Crisis de migrantes

Los migrantes se convirtieron en un serio problema para el presidente estadounidense, Joe Biden, a raíz de las deportaciones y las denuncias sobre el maltrato a inmigrantes haitianos por parte de policías montados en la frontera de Texas con México, por donde habían ingresado.

Los 2000 migrantes que llegaron a principios de la semana pasada a la ciudad texana Del Río, desde México, se habían convertido en 13.000 para el viernes, lo que provocó que el alcalde local, el demócrata Bruno Lozano, reclamara “una acción rápida” del gobierno federal para evitar que la crisis humanitaria se agigante.

El fin de semana el gobierno comenzó a enviar entonces aviones llenos de ciudadanos haitianos de regreso a su país.

Biden había prometido un planteamiento más humano que su predecesor, el republicano Donald Trump, en materia de inmigración. Sin embargo, por ahora el veterano demócrata sólo se ha concentrado en detener la marea de inmigrantes que atraviesa la frontera desde que asumió el cargo en enero, mientras enfrenta una creciente presión política para abordar rápidamente el problema tanto de los republicanos como de sus propias filas, los demócratas.

El martes, el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, instó al mandatario a poner fin a las deportaciones masivas de migrantes haitianos, calificando esta política de actitudes “detestables y xenófobas” propias de la gestión de Trump.

También el martes, la ONU expresó su preocupación por las deportaciones masivas de inmigrantes haitianos. El organismo advirtió que personas con solicitudes de asilo serias pueden estar en riesgo y subrayó que todas las personas que piden asilo tienen derecho a que se consideren sus demandas. La vocera de la agencia de la ONU para los refugiados, Acnur, Shabia Mantoo, precisó que solicitar asilo es un “derecho humano fundamental” y pidió “que se respete ese derecho”.

Hace meses que se registran flujos migratorios récord en la frontera con México. Según las últimas cifras oficiales, más de 208.000 migrantes fueron detenidos allí en agosto, lo que lleva a 1.300.000 el número de personas detenidas desde que Biden asumió en la Casa Blanca. De ese total, unos 596.000 provenían del llamado Triángulo Norte -que integran El Salvador, Guatemala y Honduras- y más de 464.000 de México.

La oposición, por su parte, acusa desde hace meses a Biden de haber provocado una “crisis migratoria” por flexibilizar las medidas en el área de su antecesor, aunque estrictamente hablando no cambió mucho la política migratoria en la frontera terrestre con México.

BBC Mundo y agencia Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.