1 / 13

Incendio forestal destruye 2.500 hectáreas de bosques y cultivos en la Comunidad Valenciana

El incendio en Llutxent (Comunidad de Valencia) había destruido en las primeras horas del miércoles 8 de agosto unas 20 viviendas en las zonas residencias periféricas de la localidad de Gandía. El director general de Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, informó que unas 3.000 personas habían sido desalojadas de sus casas. Unas 2.500 hectáreas de bosques y sembradíos han sido arrasados por el fuego que sigue avanzando pese a las labores ininterrumpidas de 600 bomberos. (EFE/Natxo Francés)

Los desastres naturales recientes de los que todos somos responsables

Los incendios, las inundaciones y desprendimientos de icebergs causan cada vez más destrozos, cobran más víctimas y prueban lo que los científicos han advertido durante décadas: la actividad humana modifica los ciclos naturales y pone en peligro la vida en la Tierra.

Esa “actividad humana” a la que se refieren las investigaciones científicas es parte de lo que todos hacemos en la cotidianidad: consumimos decenas de litros de gasolina al año para trasladarnos en nuestros vehículos, usamos bolsas y utencilios de plástico que desechamos con un solo uso, encendemos el aire acondicionado para disfrazar las altas temperaturas del verano.

El informe especial sobre climatología del Programa de Investigación sobre Cambio Global realizado por Estados Unidos señaló que la temperatura del aire promedio anual del planeta ha aumentado 1.0ºC en los últimos 115 años. El lapso entre 1901 y 2016 ha sido el más caliente de la historia moderna del hombre y los pronóstico indican que el clima mostrará tendencias cada vez más extremas.

Los análisis basados en cientos de estudios científicos mostraron que las actividades humanas, especialmente la emisión de los gases de efecto invernadero, son la causa dominante del calentamiento de las temperaturas terrestres desde la segunda mitad del siglo XX, señaló el estudio.

“Además del calentamiento, muchos otros aspectos del clima mundial están cambiando, principalmente por la actividad humana. Miles de estudios realizados por investigadores alrededor del mundo han documentado cambios en las temperaturas de la superficie, atmosféricas y de los océanos; glaciares que se derriten, reducción de las capas de nieve, encogimiento del hielo oceánico, aumento de los niveles de mar, acidificación de los océanos y aumento del vapor de agua atmosférico”, dijo el estudio.

Estos son los efectos más impactantes del cambio climático registrados en las últimas semanas y que los humanos hemos hecho poco por evitar: