Desastre nuclear: Indignación en Fukushima por la absolución de directivos de la planta

LA NACION

TOKIO.- Ocho años después del accidente en la central nuclear de Fukushima, la Justicia tomó una decisión que recrudeció la indignación de los familiares que fueron evacuados en ese entonces: la Corte de Distrito de Tokio finalizó el único juicio penal que se mantenía y absolvió a los tres dirigentes de la empresa Tepco, acusados de negligencia ante el riesgo de tsunami.

El desastre nuclear le impidió a más de 150.000 habitantes regresar a sus casas debido a la contaminación radiactiva que aún persiste en la zona. Por eso, evacuados y familiares manifestaron en la región de la central de Fukushima. "¡No lo puedo creer!", expresó una mujer en la sala de audiencias cuando el tribunal de Tokio pronunció el veredicto. "Esto es extremadamente frustrante", completó Ayako Oga, que fue evacuada de Fukushima tras el desastre del 11 de marzo de 2011.

Uno de los principales puntos que despertaron la indignación de los manifestantes residía en su imposibilidad de recuperar su vida habitual y no dudaron en tildar la decisión judicial de "incomprensible" y "horrorosa". "En ocho años y medio, muchas personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, su tierra natal y siguen desplazadas e incapaces de decidir dónde vivir".

Akihiro Yoshidome, un activista antinuclear de Tokio, de 81 años de edad, se mostró perplejo ante la decisión del tribunal. "Me había preparado para no obtener una victoria completa, pero esto es demasiado horrible. Esto demuestra que los tribunales japoneses no representan los intereses de la gente", dijo.

Tres de los reactores de las plantas tuvieron fusiones tras el sismo de magnitud 9,0 y el tsunami que siguió el 11 de marzo de 2011. Los fenómenos irradiaron radiación en las zonas aledañas a la planta.

El juez que dictó la inocencia de los tres ex directivos argumentó su decisión en que "las deliberaciones se basaron en el hecho de saber si había existido algún nivel de predicción" del gigantesco tsunami para definir la acusación de negligencia que provocó la muerte.

Los afectados podrían apelar la sentencia que se dictó en primera instancia. En este caso, el expresidente de Tepco, Tsunehisa Katsumata, y los exejecutivos, Sakae Muto e Ichiro Takekuro, fueron acusados por negligencia por no prever el riesgo de un tsunami como el que golpeó la planta de Fukushima Dai-ichi tras un sismo y de no tomar medidas necesarias para salvar la planta nuclear. La corte los declaró inocentes por ese cargo y también por la muerte de 44 pacientes cuya salud se deterioró durante o después de las evacuaciones forzadas de un hospital local.

La fiscalía, que había pedido cinco años de cárcel para cada uno de los acusados, dijo a la corte que los exdirectivos tuvieron acceso a datos y estudios científicos que mencionaban el riesgo a un tsunami de más de 10 metros (30 pies), que podría provocar un corte de energía y accidentes graves. La compañía dijo que podría haber sido más proactiva en sus medidas de seguridad, pero que no podría haber previsto el enorme tsunami que golpeó la planta.

Agencias AFP y AP