"Desaparecer IAIP deja en indefensión a oaxaqueños"

·5  min de lectura

OAXACA, Oax., abril 19 (EL UNIVERSAL).- La aprobación de una reforma en el Congreso de Oaxaca, propuesta por la bancada de Morena, con la cual desaparece el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), deja en estado de indefensión no sólo a los comisionados y a los 70 colaboradores de dicho organismo autónomo, sino a toda la ciudadanía a quienes se les deja en la incertidumbre sobre un derecho "llave", como es el acceso a la información, considera María Antonieta Velásquez Chagoya, la comisionada presidenta del instituto.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la Presidenta expone que existe una gran laguna sobre lo que pasará con el instituto si finalmente se crea un nuevo ente, sobre todo en cuanto a la personalidad jurídica, al patrimonio y al impacto presupuestal que representará, pues señala que en seis años al IAIP no se le ha aumentado un sólo peso en lo que respecta a los recursos públicos que recibe.

Recuerda que el instituto es un órgano autónomo que no depende de ningún poder del Estado y es por ello que puede exigir a los tres poderes, a partidos políticos, a fideicomisos y a todos los que reciban y ejerzan recursos públicos que entreguen información y cumplan con sus obligaciones de transparencia, como está plasmado y consagrado a nivel constitucional.

Además, destaca el apoyo de la sociedad civil y la necesaria de que sea la propia ciudadanía la que exija que no se le nieguen derechos ya adquiridos como el acceso a la información, del cual IAIP, como órgano de Transparencia, es el responsable.

¿Qué terreno está pisando el Instituto de Acceso a la Información Pública de Oaxaca tras la aprobación de esta reforma?

—Estamos en un momento coyuntural, pasó una reforma en el Congreso estatal de la cual tenemos conocimiento al haber sido una sesión pública, pero no más. Tuvimos acercamientos con los diputados, pero desconocemos el alcance que pueda tener. Lo que sabemos es lo que pudimos descargar de la gaceta parlamentaria. No fuimos llamados para una consulta como tal ni fuimos notificados.

¿Qué papel ha desempeñado el instituto como órgano de transparencia?

—El Instituto, en los casi seis años que llevamos, de 2015 a la fecha, ha pasado de recibir 500 solicitudes de transparencia al año, a casi 12 mil, lo que quiere decir que a los oaxaqueños nos interesa saber qué es lo que está pasando en el estado.

El derecho al acceso a la información es una llave que nos abre más derechos. Siempre digo: pregunta, exige y protege. Es un derecho que el IAIP se encarga de garantizar, al igual que vigilar que se cumplan las obligaciones de transparencia; que me digan las autoridades, las que reciben recursos públicos, qué se hace con ellos, cuánto ganan…

¿Cómo afectaría la creación de un nuevo órgano desde cero a este avance?

—Hacer un cambio en el nombre del instituto repercutiría porque sí se ha avanzado. La ciudadanía empieza a conocer qué es el IPAI y la reforma pretende cambiarlo a Órgano Garante de Transparencia. Además pasa de tres a cinco comisionados. Nosotros hemos trabajado con tres comisionados en materia de recursos de revisión, que es uno de los pilares fundamentales, ver que los recursos se sustancien.

La ley dice que tienen 10 días las dependencias para contestar, pero si no lo hizo o no estás de acuerdo con la respuesta que te dio la autoridad, es cuando vienen al instituto y a través de un recurso de revisión se verifica por qué no están contestando y, en su caso, se obliga a las autoridades a entregar la información.

Han existido sanciones, medidas de apremio para presidentes municipales y multas cuando no se cumple.

Al año llegan aproximadamente 800, prácticamente los tres comisionados nos dividimos de 250 a 300 recursos anualmente.

¿Cuáles han sido los avances y cuáles los retos?

—Sí se ve un cambio radical de 2015 a la fecha, ya se pregunta. Le teníamos miedo a preguntar, pero ese miedo se está disipando. Las obligaciones de transparencia no se verificaba que se cumplieran. Ahora han servido a los propios diputados para sacar información para hacer denuncias contra otros servidores públicos, hemos velado por la transparencia

Tenemos retos, porque después del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), Oaxaca es el siguiente estado con mayor sujetos obligados, mayor número de autoridades que tenemos que vigilar porque tenemos 570 municipios.

¿Cuáles serían los obstáculos de crear este nuevo órgano?

—No sería lo mismo, sería una persona jurídica completamente diferente. Tendríamos que ver qué pasa con el patrimonio, con la estructura orgánica y con los recursos. Desde 2015 se reciben 28 millones de pesos de presupuesto, y no ha tenido un peso de aumento, por eso si cambia de tres a cinco comisionados hay que revisar qué pasa con el impacto presupuestal, cómo se les va a pagar.

¿Han recibido respaldo del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) o de la ciudadanía?

—El instituto se crea por y para los oaxaqueños, prácticamente nos dejan en estado de indefensión a todos.

Por eso es importante que sea la misma ciudadanía la que cuestione qué está pasando y que diga: ‘Tenemos miedo que nos quiten derechos ya adquiridos y nos dejen en estado de indefensión’, que se cuestionen, ‘si hago una solicitud de información, quién va a garantizar que me contesten’. Es el miedo que se tiene de manera común.

Con el INAI hemos tenido comunicación, están preocupados. También con el Sistema Nacional de Transparencia y con sociedad civil organizada. Hemos estado en comunicación, pero les hemos dado la misma respuesta: que estamos en espera de ver el alcance de la reforma. Agradecemos el acercamiento que han tenido, porque eso significa que el instituto sí ha mermado en la vida de la sociedad oaxaqueña y a nivel nacional.

¿Qué se venía a futuro antes de que se aprobara esta reforma en el Congreso?

—En estos momentos es cuando más fuertes estamos, por primera vez estamos haciendo lo de la 3de3 con los candidatos, no es obligatoria, pero por primera vez se les dice que es importante la transparencia para incentivar un voto informado. ‘Si quieres publicarla, te damos el espacio’. También se creó el micrositio de la vacunación anti Covid-19.

Estamos esperando para ver cuál va a ser el camino (de defensa del Instituto). Respetamos al Congreso, pero lo único que pedimos es que no se mermen los derechos que tenemos adquiridos.