Desaparece testigo clave en el caso de Sandra Ibeth

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- A 15 días del feminicidio de la catedrática del IPN, Sandra Ibeth Ochoa García, las autoridades no han informado sobre detenidos, el posible móvil y el único testigo clave está desaparecido.

Álvaro Gabriel Corona Valenzuela, cuñado de la maestra y quien estuvo con ella por última vez cuando desapareció, se encuentra ausente, consta en el expediente AYO/4104/2020 emitido por la Fiscalía General de Justicia (FGJ).

Según las indagatorias, el 8 de diciembre la maestra acompañó a Álvaro a una entrevista de trabajo en el municipio de La Paz y cuando salió ya no la encontró, por lo que regresó a su casa en Gustavo A. Madero, alrededor de las 21:30 horas.

"Su desaparición mete freno al caso porque él sabe los detalles de lo que pasó, es la última persona que estuvo con la maestra ¿lo desaparecieron o se desapareció? no sabemos", dijo un familiar.

De acuerdo con los conocidos de la maestra, Álvaro, de 45 años, acudió al Ministerio Público la mañana del 9 de diciembre para presentar la denuncia por la ausencia de la profesora. Sin embargo, ese día por la noche se enteraron que desapareció y ya no acudió al funeral de la docente.

En tanto, la fiscalía mexiquense informó que cuenta con una línea de investigación; sin embargo, la reservó por el sigilo de las indagatorias.

El cuerpo de Sandra Ibeth, de 42 años, fue localizado con huellas de violencia en un camino de terracería en la comunidad de La Candelaria Tlapala la noche del 8 de diciembre.