DeSantis recomienda al senador Manny Díaz Jr., de Hialeah, para Comisionado de Educación

·7  min de lectura
DAVID SANTIAGO/dsantiago@elnuevoherald.com

El gobernador Ron DeSantis recomendó el jueves al senador estatal de Hialeah Manny Díaz Jr., quien tiene un largo historial conservador en materia de educación, para dirigir el Departamento de Educación.

Díaz, partidario abierto de la selección de escuelas, ayudó a cambiar el panorama educativo en la Florida al defender la legislación que amplía el acceso a los cupones y las escuelas charter. Si la Junta de Educación estatal lo confirma, se espera que siga ampliando la selección de escuelas, y supervisaría la implementación de varias leyes educativas polémicas aprobadas este año por la Legislatura, liderada por los republicanos.

DeSantis, quien hizo de la educación una piedra angular de su agenda política, describió a Díaz como un legislador que ha luchado por “la selección educativa y por mantener el adoctrinamiento fuera de las escuelas”.

“Manny Díaz hizo un gran trabajo en la Legislatura en temas de educación que van desde el salario de los maestros hasta los derechos de los padres y la selección de escuelas”, dijo DeSantis en un comunicado. “Estoy seguro que servirá bien a nuestro estado como comisionado de Educación”.

El actual comisionado de Educación, Richard Corcoran, anunció en marzo que planeaba dejar su cargo a finales de abril. Cuando Corcoran mencionó a Díaz como posible sustituto, causó un revuelo en los círculos educativos. Ahora que DeSantis hizo la recomendación formal, algunos demócratas han planteado su preocupación por el futuro del sistema educativo estatal.

“El senador Díaz fue líder ferviente de la privatización de la educación pública”, dijo la representante estatal Anna Eskamani, demócrata de Orlando, una de los integrantes más liberales de la Legislatura. “Me preocupa que vaya a ser más la educación como arma partidista”.

Díaz declinó ser entrevistado por el Miami Herald. Pero en una declaración preparada, dijo que estaba “entusiasmado de ponerse a trabajar para continuar con la misión del gobernador de hacer a la Florida el estado de la educación”.

“Es un honor ser recomendado por el gobernador DeSantis para fungir como comisionado de educación”, dijo Díaz. “Durante toda mi carrera he trabajado para mejorar el sistema educativo para servir a los estudiantes, padres y maestros de la Florida”.

La salida de Díaz del Senado estatal, donde ha prestado servicio desde 2018, es probable que desencadene un efecto dominó político en los círculos republicanos de Miami-Dade al surgir nuevos candidatos para reemplazarlo.

La Junta Estatal de Educación tendría que aprobar la recomendación del gobernador. La junta estatal no realizó una búsqueda de Corcoran, a quien DeSantis también recomendó en 2018. Sí realizó búsquedas nacionales que dieron como resultado a Gerard Robinson y Tony Bennett durante la administración de Rick Scott.

Díaz supervisaría políticas educativas fundamentales

Díaz dirigió varios comisiones sobre la educación en el Senado y la Cámara. Encabezó la legislación de varias prioridades legislativas de DeSantis, incluyendo la expansión de los cupones escolares y el proyecto de ley de “libertades individuales” que trata de la enseñanza de temas raciales.

Si es confirmado, Díaz dirigirá la implementación de una lista de nuevas políticas que son partes clave de la agenda educativa de DeSantis. Supervisará la implementación de un nuevo sistema de pruebas de seguimiento del avance para los estudiantes de las escuelas públicas, conocido por la sigla FAST.

También tendrá voz y voto en el enfoque de la recién promulgada ley estatal de Derechos de los Padres en la Educación, apodada por los críticos como la ley “no digas gay”, que prohíbe a los maestros impartir lecciones sobre identidad de género u orientación sexual entre el jardín infantil y el tercer grado, y prohíbe las lecciones para los estudiantes mayores que no sean “apropiadas para la edad o el desarrollo”.

El presidente del Senado, Wilton Simpson, republicano de Trilby, dijo en un comunicado que apoyaba el nombramiento de Díaz, calificándolo de “fantástico”.

“La pérdida del Senado sería ciertamente la ganancia de la Florida con el senador Díaz como nuestro comisionado de Educación”, dijo Simpson. “Estoy seguro que el senador Díaz es el líder adecuado a medida que continuamos implementando iniciativas históricas de selección de escuelas que aumentarán la competencia dentro de nuestro sistema escolar público”.

Madeline Pumariega, presidenta del Miami Dade College y amiga de Díaz, señaló en un comunicado que Díaz sería “el primer hispano en el cargo” y aplaudió la recomendación.

“El senador Manny Díaz ha sido un defensor de los estudiantes y de la educación en la Florida durante toda su carrera de servicio público. Ha sido un firme defensor de nuestra comunidad, de las instituciones educativas y de nuestros estudiantes,” dijo Pumariega, añadiendo que Díaz “será un gran comisionado”.

El superintendente escolar del Condado Citrus, Sam Himmel, presidente de la asociación de superintendentes escolares del estado, dijo que parecía que DeSantis tiene fe en Díaz, con quien no tenía ninguna relación de trabajo.

“Yo esperaría plenamente que la junta tenga una discusión y haga su propia investigación ... una vez que reciban la recomendación”, dijo Himmel.

Ex educador en Miami-Dade

Díaz es un alto administrador del Doral College, una universidad privada afiliada a Academica, una corporación con fines de lucro de Miami que proporciona servicios administrativos a escuelas charter. Ocupa ese puesto desde 2013.

Doral College se creó en 2010 para ofrecer cursos avanzados en las escuelas charter, incluidas la Somerset Academy. Somerset Academy Inc. fue objeto de escrutinio a principios de este año mientras salía de un acuerdo de cinco años que puso al sistema escolar del Condado Jefferson en dificultades. El acuerdo fue la primera y única vez que la Florida ha tenido un distrito escolar totalmente charter.

El contrato de Somerset expiraba el 30 de junio y se optó por no prorrogarlo. El distrito sigue enfrentándose a una “extrema rotación del personal docente” y a un “bajísimo rendimiento” en Matemáticas y Lectura entre la mayoría de los alumnos, según la propia evaluación de la empresa.

Al mismo tiempo, se descubrió que el Departamento de Educación estatal había intentado conceder el contrato multimillonario a una empresa con conexiones políticas cuyo presidente ejecutivo tenía vínculos con Corcoran.

Cuando se le preguntó sobre la situación en enero, Díaz dijo a un periodista de la WFSU que en los resultados del experimento de las escuelas charter hubo otros factores. “Número uno, geográficamente [Jefferson] está lejos y es difícil”, dijo. El Condado Jefferson está al este de Tallahassee y el Condado Leon.

Díaz, cuyo comité político se llama “Better Florida Education”, fue un activista a favor de la selección de escuelas y de las escuelas charter durante su período en la Legislatura.

En enero de 2021, Díaz fue acusado por varios ex alumnos de la preparatoria Hialeah-Miami Lakes de actuar de forma inapropiada con las chicas mientras era maestro, incluso haciendo comentarios sobre la apariencia de las chicas y hablando con sus alumnos sobre el consumo de éxtasis en los clubes de Miami. En ese entonces, Díaz negó las acusaciones y dijo que los ataques tenían motivaciones políticas, “eran infundados y difamatorios”.

Díaz enseñó Estudios Sociales en Hialeah-Miami Lakes durante cuatro años a partir de 1995 y llegó a ser subdirector dos años.

La esperada salida de Díaz del Senado de la Florida pudiera tener efectos políticos en la política local también. El representante Bryan Ávila, aliado republicano de Díaz, es candidato a la Comisión de Miami-Dade para reemplazar a Rebeca Sosa, cuyo mandato fue limitado, en el Distrito 6. Pero el legislador podría hacer un giro para intentar reemplazar a Díaz en el Senado, abriendo la contienda por un escaño en el condado en el que Ávila era el único candidato hasta recientemente.

Ávila no respondió de inmediato a una solicitud de declaraciones del Herald sobre sus planes en relación con el escaño potencialmente vacante de Díaz en el Senado.

Desde marzo, dos candidatos se registraron para el Distrito 6: Dariel Fernández, miembro del Comité Republicano de Miami-Dade y propietario de una empresa de software, y Orlando Lamas, un republicano y arquitecto que se postulaba para el escaño vacante de Ávila en la Cámara de Representantes antes de cambiar a la contienda en el Distrito 6 en marzo.

Douglas Hanks, redactor del Miami Herald, contribuyó a este artículo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.