DeSantis quiere que la Legislatura asigne $200 millones adicionales al salario de los maestros

John Locher/AP

El gobernador Ron DeSantis anunció el lunes un plan de educación que, de ser aprobado por los legisladores de la Florida, destinaría más fondos estatales al salario de los maestros y haría cambios en la forma en que los sindicatos de maestros operan y negocian los paquetes de compensación de sus miembros en el estado.

La propuesta de DeSantis se centró inicialmente en la paga a los maestros, pero el gobernador señaló más tarde que hay mucho que quiere hacer en educación y liderazgo a nivel local. El gobernador pidió cambios en los límites del mandato de las juntas escolares y las afiliaciones partidistas, y restricciones a los sindicatos de maestros, entre otras propuestas.

La propuesta sobre los salarios, presentada como medida de “empoderamiento”, marca el quinto año en que el gobernador hace de la remuneración de los educadores una de sus principales prioridades. Pero este año, además del financiamiento, quiere centrarse en los sindicatos de maestros, a los que las autoridades educativas estatales han culpado de retrasar el acuerdo sobre los planes salariales de los docentes.

El gobernador dijo que pedirá a la Legislatura republicana que reserve $1,000 millones para aumentos salariales a los maestros en el próximo año fiscal, una cantidad que supondría $200 millones más que el financiamiento del año en curso en esa materia.

“Todo ese dinero adicional puede destinarse a aumentar el salario de los maestros como el distrito quiera hacerlo y creemos que eso es importante tanto para reclutar como para retener buenas personas en las aulas”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa en la escuela charter Duval en Jacksonville.

Si el dinero se aprueba, su propósito sería doble: pudiera seguir financiando el objetivo de DeSantis de aumentar el salario mínimo para los maestros a $47,500, una meta que la mayoría de los distritos ha cumplido, y proporcionaría más fondos para ir más allá de ese objetivo.

DeSantis agregó que si los distritos no usan el dinero con la suficiente rapidez, pudieran perderlo, una medida que probablemente presionaría más a los sindicatos que negocian paquetes de compensación que incluyen otros temas como la cobertura médica. La Junta Estatal de Educación criticó recientemente a ocho distritos escolares —Broward, Hillsborough, St. Johns, Seminole, Volusia, Escambia, Flagler y Gadsden—que aún no habían completado sus paquetes de aumento usando la asignación del año pasado.

“El dinero, estos $1,000 millones, necesitan usarlo antes de determinado momento o lo van a perder, porque este regateo y mantener a los maestros y su aumento salarial como rehenes para otros asuntos, creo que es un error”, dijo DeSantis.

El gobernador dijo que su propuesta también afectará cómo los maestros se unen a los sindicatos. Dijo que son bienvenidos a unirse si quieren, pero sugirió que deben girar sus propios cheques y no que sus cuotas sindicales sean deducidas automáticamente de sus cheques de pago.

“Queremos más transparencia sobre cómo se hace”, dijo. “También creemos que la escuela no debería ser el centro de la política sindical, ni de la politiquería, ni de la distribución de folletos, ni de nada de eso. Eso se hace en tiempo propio, no en tiempo público”.

Reformas a las juntas escolares

En la conferencia de prensa, la propuesta de DeSantis también revivió un esfuerzo de años de los republicanos para imponer límites de mandato a los miembros de las juntas escolares. Dijo que le gustaría verlos acortados a ocho años, de los 12 actuales.

“La cuestión es que usted entra allí, tiene ideas y ocho años son suficientes para hacer realidad sus ideas y para ver algunos de los resultados”, dijo DeSantis. “Algunas de las personas que están ahí llegan a estar 20 años y se atrincheran”.

En el pasado, los legisladores han considerado la posibilidad de buscar la aprobación de los electores para modificar la Constitución del estado, que establece mandatos de cuatro años, pero no incluye un número máximo de mandatos. La Constitución tampoco incluye a los miembros de la junta escolar en la sección sobre elecciones que habla directamente de los límites de los mandatos.

Pero el año pasado, los legisladores republicanos y DeSantis aprobaron una medida que establece límites de mandato de 12 años, comenzando con aquellos que ganaron en las elecciones de noviembre de 2022.

Algunos expertos sugirieron que la Legislatura y el gobernador no tenían autoridad para imponer tales restricciones, señalando que sus cargos están establecidos en la Constitución. Pero DeSantis promulgó la medida justo cuando planeaba involucrarse más en las elecciones de las juntas locales, diciendo que “creía mucho en los límites de mandato”.

DeSantis quiere tomar la ruta de la enmienda constitucional este año. Dijo que quiere que la Legislatura apruebe una enmienda constitucional, la cual daría a los electores una voz sobre si quieren acortar el mandato de las juntas escolares.

También sugirió que la enmienda constitucional permitiría que las elecciones para las juntas escolares fueran partidistas.

“Tienen derecho a hacerlo en virtud de la Primera Enmienda. Pueden identificarse con un partido o no”, dijo DeSantis. “Queremos abrazar la idea de que si una persona está haciendo campaña para estos cargos, puede identificarse como lo desee, y si eso es con un partido político, perfectamente podría hacerlo”.

Jeffrey S. Solocheck, reportero del Tampa Bay Times, contribuyó a este artículo .