DeSantis se jacta de su “innovador” vuelo con migrantes a Martha’s Vineyard a pesar de críticas generalizadas

·2  min de lectura

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, se jactó de su estrategia “innovadora” de enviar dos aviones llenos de migrantes venezolanos a Martha's Vineyard, Massachusetts.

“No somos un estado santuario, y es mejor poder ir a una jurisdicción santuario”, dijo DeSantis en un evento. “Y sí, ayudaremos a facilitar ese transporte para que ustedes puedan ir a un lugar con más oportunidades”.

El gobernador de Florida buscará la reelección este año y es considerado en gran medida como un candidato potencial para la nominación presidencial republicana en 2024. Sus comentarios fueron recibidos con aplausos.

DeSantis culpó a la administración de Biden por sus políticas sobre inmigración.

“Biden enviaba en avión a la gente durante la noche, los dejaba por todo el país, no había ninguna advertencia sobre nada de esto”, dijo. “Y todas esas personas se daban golpes de pecho cuando Trump era presidente, y decían que estaban muy orgullosas de ser jurisdicciones santuario, y mencionaban lo malo que era tener una frontera cerrada; en el momento en que apenas una pequeña fracción de lo que esos pueblos fronterizos enfrentan cada el día llega a la puerta de su casa, de repente se vuelven locos”.

WCVB informó que al menos dos aviones privados comenzaron su vuelo en San Antonio, Texas, antes de dirigirse al Panhandle de Florida y luego a Martha's Vineyard.

“Nos tomamos muy en serio lo que está sucediendo en la frontera sur, a diferencia de algunas personas y del presidente de Estados Unidos, que se ha negado a mover un dedo para cerrar esa frontera”, dijo.

La portavoz de DeSantis, Taryn Fenske, hizo el anuncio del vuelo con migrantes en un vídeo al que Fox News Digital tuvo acceso. Al parecer, se les dijo a los inmigrantes que se dirigirían a Boston para recibir documentos de trabajo, informó NPR.

Texas también envió dos autobuses con migrantes al Observatorio Naval, la casa de la vicepresidenta Kamala Harris en Washington D. C. El gobernador Greg Abbott ha enviado previamente inmigrantes de Texas a Washington.