DeSantis firmó presupuesto de $101 mil millones cargado con dinero federal COVID-19

·6  min de lectura

TALLAHASSEE — El gobernador Ron DeSantis firmó un presupuesto de $101 mil millones el miércoles, el plan de gastos estatal más grande de la historia, impulsado con $10.2 mil millones en fondos de ayuda federal por la COVID-19.

Los legisladores destinaron gran parte de los fondos federales a recaudaciones para maestros, policías y otros socorristas a pedido de DeSantis. El gobernador también vetó $1.5 mil millones en fondos.

El dinero federal, junto con pronósticos de ingresos más optimistas de los economistas estatales, ayudó a evitar recortes a los programas de educación y atención médica, que los líderes legislativos republicanos habían propuesto inicialmente antes de que los demócratas en el Congreso aprobaran la última ronda de alivio de la COVID-19 en marzo.

En una ceremonia de firma de la ley en The Garlic, un restaurante en New Smyrna Beach, DeSantis atribuyó el presupuesto mucho mayor a sus políticas de reabrir el estado de las restricciones pandémicas de la COVID-19 antes que otros estados.

“Parte de la razón por la que estamos aquí es porque hemos tenido buenos administradores en la Legislatura que gastan de manera conservadora; y responsablemente, pero también el hecho de que Florida tiene escuelas abiertas, negocios abiertos y personas con derecho a trabajar“, dijo DeSantis. “Eso ha marcado la diferencia”.

El dinero federal ayudó a obtener el apoyo demócrata para el presupuesto, que fue aprobado por la Legislatura con un solo voto negativo, del representante Anthony Sabatini, republicano por Howey-in-the-Hills. El plan de gastos entra en vigor el 1 de julio.

Pero los demócratas también reprendieron a DeSantis por no acreditar los fondos federales por rescatar al estado.

“Ese dinero y los miles de millones adicionales enviados a las comunidades locales evitaron una posible crisis presupuestaria y ayudarán a impulsar la recuperación de Florida”, publicó en Twitter el colíder de la Cámara Demócrata, Bobby DuBose. “Es lamentable que más de esos dólares no vayan directamente a los bolsillos de los floridanos para ayudar a la recuperación de nuestro estado”.

El plan de gastos de $101 mil millones es $9 mil millones más que el presupuesto del año actual.

Incluye $22.4 mil millones para las escuelas K-12, o alrededor de $7,795 en fondos por estudiante, un aumento de $38.71 en el año actual. Eso incluye $550 millones para aumentar los salarios de los maestros, un aumento de $50 millones y parte del impulso de DeSantis para que todos los maestros tengan un salario mínimo de $47,500.

DeSantis vetó 1.5 mil millones del presupuesto antes de firmarlo, con $ 1.35 mil millones provenientes del dinero de ayuda federal COVID-19. Dijo que vetó $ 1 mil millones para un Fondo de Respuesta de Emergencia que los legisladores establecieron para pagar las subvenciones de recuperación de huracanes más rápidamente después de una gran tormenta en lugar de esperar los reembolsos de FEMA porque los fondos de ayuda no se podían almacenar para usos futuros.

“Al entrar en la sesión legislativa de 2021, se nos dijo que esperáramos recortes profundos en la educación superior y recortes más pequeños para las escuelas públicas de PreK-12”, dijo el presidente de la FEA, Andrew Spar, en un comunicado. “Dadas las circunstancias, el presupuesto final es una victoria para nuestros estudiantes y escuelas públicas”.

Pero agregó que “no es perfecto” porque los maestros veteranos que ganan salarios más altos no comparten el aumento salarial y da demasiado dinero a “escuelas privadas y religiosas que no rinden cuentas” a través de vales a expensas de las escuelas públicas.

DeSantis vetó $1.5 mil millones del presupuesto antes de firmarlo, con $1.35 mil millones provenientes del dinero de ayuda federal COVID-19. Dijo que vetó $1 mil millones para un Fondo de Respuesta de Emergencia que los legisladores establecieron para pagar las subvenciones de recuperación de huracanes más rápidamente después de una gran tormenta en lugar de esperar los reembolsos de FEMA porque los fondos de ayuda no se podían almacenar para usos futuros.

También rechazó $350 millones en fondos de ayuda que la Legislatura puso en el Fondo de Estabilización del Presupuesto, un tipo de fondo de reserva, y $96.5 millones en barridos de fondos fiduciarios.

Eso dejó alrededor de $61.5 millones en vetos de proyectos tangibles recortados por DeSantis, y los que recayeron en proyectos de Florida Central molestaron a los demócratas en la delegación del área de Orlando.

Los representantes demócratas Anna Eskamani y Carlos Guillermo Smith de Orlando criticaron la decisión de DeSantis de recortar $750,000 para Zebra Coalition, un grupo que tenía como objetivo usar el dinero para construir viviendas de transición para jóvenes LGBTQ sin hogar, así como $150,000 para servicios de salud mental para sobrevivientes del tiroteo masivo en el club nocturno Pulse con el Centro de Asistencia de Orlando United.

Y el senador Randolph Bracy, demócrata de Ocoee, estaba disgustado al ver el veto de $1 millón para la escuela de cine de Valencia College para crear un documental sobre los disturbios del día de las elecciones de 1920 en Ocoee, en los que una multitud blanca linchó y mató a residentes negros que intentaron votar.

“Fue decepcionante. Se trabajó mucho en eso“, dijo Bracy. “Teníamos una gran asociación en ciernes con Valencia y estábamos trabajando con guiones y trabajando con distribuidores para una película. Por eso es decepcionante que el gobernador no viera el valor de llamar la atención sobre la masacre de esta manera, dejando que la historia se cuente a nivel nacional“.

Pero Bracy pudo obtener $305,000 en el presupuesto para establecer el Programa de Becas Ocoee, que otorgará pagos de matrícula de hasta $6,100 a los descendientes de las víctimas de los disturbios de 1920.

“Estoy muy feliz por eso y es histórico porque nunca una legislatura estatal en la historia de este país había hecho algo como esto”, dijo Bracy. “Creo que la película también tuvo valor, pero la beca durará mucho después de que me haya ido”.

Otros proyectos de Florida Central en la lista de veto incluyen:

  • Mejoras en senderos naturales accesibles para sillas de ruedas en Mead Gardens Winter Park - $95,000

  • Infraestructura de radio de seguridad pública del condado de Lake - $2 millones

  • Instalación multiusos de emergencia a prueba de huracanes del condado de Lake - $1.5 millones

  • Construcción de oportunidades económicas en West Lakes - Orlando - $60,000

  • Iniciativa para la prosperidad económica de Gateway Orlando - $250,000

  • Centro de Operaciones de Emergencia de la Ciudad de Mount Dora - $500,000

  • Lifeboat Project - Vivienda para víctimas de trata de personas - $80,000

  • Proyecto de expansión de la demanda de cantidad y mejoras al sistema de agua potable de Cleveland - $900,000

  • Desmantelamiento del estanque de percolación de Oviedo - $500,000

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Gray Rohrer. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.